sábado. 18.05.2024

Las autoridades iraníes azotaron a una mujer 74 veces por “violar la moral pública” y la multaron por no cubrirse la cabeza.

"La condenada, Roya Heshmati, fomentó la permisividad de manera vergonzosa en lugares públicos concurridos en Teherán", dijo el sitio web del poder judicial Mizan Online a última hora del sábado y publicó el portal Al Arabiya. "Su pena de 74 azotes se ejecutó de conformidad con la ley y la sharia" y "por violar la moral pública", detalló Mizan. Todas las mujeres en Irán están obligadas por ley a cubrirse el cuello y la cabeza desde poco después de la Revolución Islámica de 1979.

Los azotes por violar el código de vestimenta son poco comunes en Irán, aunque los funcionarios han reprimido cada vez más a quienes desafían las reglas después de que la práctica aumentó durante las protestas antigubernamentales que comenzaron a final de 2022.

Esas protestas fueron desencadenadas por la muerte bajo custodia en septiembre de 2022 de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años arrestada por una presunta violación del estricto código de vestimenta para mujeres de la República Islámica. Durante las protestas, las manifestantes se quitaron el velo o incluso lo quemaron. Otras mujeres también comenzaron a desobedecer cada vez más el código de vestimenta, lo que dio lugar a medidas represivas.

El grupo de derechos humanos Hengaw, centrado en los kurdos, identificó a Heshmati como una mujer de 33 años de origen kurdo. Fue arrestada en abril “por publicar una fotografía en las redes sociales sin llevar velo”, dijo su abogado Maziar Tatai al diario reformista Shargh. A Heshmati también se le ordenó pagar una multa de 12 millones de riales (alrededor de 25 dólares) por “no usar el velo musulmán en público”, dijo Tatai.

Los funcionarios han instalado cámaras de vigilancia en lugares públicos para monitorear las violaciones y han cerrado negocios por infringir las reglas. El parlamento iraní también ha discutido un proyecto de ley que endurecería las penas para quienes no cumplan con el código de vestimenta.

Una mujer en Irán recibe 74 latigazos por violación de la "moral pública"