jueves 19/5/22

Nuevo ataque a una iglesia copta cerca de El Cairo

Durante su visita el pasado abril, el papa Francisco trató de arropar a la maltratada comunidad cristiana egipcia
Imagen del interior de una de las iglesias atacadas en Egipto. (Reuters)
Imagen del interior de una de las iglesias atacadas en Egipto. (Reuters)

Cientos de personas irrumpieron este viernes en la iglesia Al Amir Tadros, situada en la localidad de Atfih, a unos cien kilómetros al sur de El Cairo, capital egipcia, en un nuevo ataque contra miembros de la minoría copta en Egipto, informó la diócesis local.

El incidente ocurrió después de las plegarias del viernes. Los manifestantes, que coreaban lemas hostiles, pedían la demolición de la iglesia y atacaron el edificio, también agredieron a los cristianos que se encontraban en el recinto y causaron destrozos. Los heridos fueron trasladados a un hospital cercano, añadió la diócesis sin entrar en detalles.

El arzobispo del lugar, que no reveló su identidad, precisó que, después de que el año pasado se promulgara la ley sobre la construcción y la restauración de iglesias, habían iniciado los trámites oficiales para legalizar el estatuto del lugar de culto que resultó atacado.

En Egipto se construyen iglesias de manera ilegal debido a los obstáculos administrativos, y las autoridades presentaron la nueva ley como un avance.

Pero, según un informe sobre la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR, por sus siglas en inglés) publicado a principios de mes, todavía no existen normas específicas y claras para aplicar esta ley.

La minoría cristiana de Egipto representa un 10 % de los 100 millones de habitantes de este país de mayoría musulmana. Los cristianos son de habitual víctimas de agresiones de extremistas, pero más lo son sus iglesias. Los cristianos egipcios han sufrido ataques frecuentes de extremistas islámicos desde diciembre de 2016, que han dejado más de 100 muertos y decenas de heridos.

El pasado 9 de abril, coincidiendo con la celebración del domingo de Ramos, el Daesh se cobró 46 vidas e hirió a 120 personas en dos ataques contra iglesias en el norte del país. Los atentados fueron reivindicados por la sucursal local del autodenominado Estado Islámico.

A finales de mayo una emboscada firmada por el Daesh se cobró la vida de 28 cristianos que viajaban hacia el monasterio de San Samuel, ubicado en una zona desértica de la provincia de Minya, a unos 300 kilómetros al sur de El Cairo.

Durante su visita el pasado abril, el papa Francisco trató de arropar a la maltratada comunidad cristiana, protagonista de un éxodo hacia Europa o América del norte acelerado en el último lustro. 

Nuevo ataque a una iglesia copta cerca de El Cairo
Comentarios