jueves 19/5/22

Un nuevo ataque a una instalación petrolera en Arabia causa un incendio en un tanque

El gobierno saudita remarca que estos "actos de sabotaje" tienen como objetivo desestabilizar el suministro de energía
El campo de petróleo de Khurais, cerca de Riad, Arabia Saudita.
El campo de petróleo de Khurais, cerca de Riad, Arabia Saudita.

El Ministerio de Energía de Arabia Saudita condenó este jueves un ataque a una instalación petrolera vital en Jazan, que resultó en un incendio en uno de los tanques.

El ministerio dijo que "estos actos de sabotaje tienen como objetivo la seguridad del suministro de energía".

La coalición árabe y las defensas aéreas saudíes interceptaron y destruyeron varios drones cargados de explosivos lanzados por la milicia hutí de Yemen hacia el Reino el jueves por la mañana, según informó la televisión estatal. “Hoy a las 9.08 pm se realizó un ataque con proyectil en la terminal de distribución de productos petrolíferos en Jazan”, dijo un portavoz oficial del ministerio, agregando que el ataque resultó en un incendio en uno de los tanques de la terminal y no dejó víctimas.

"El ataque no se dirige solo al Reino, sino también a las exportaciones de petróleo, la estabilidad del suministro de energía al mundo, la libertad del comercio mundial, así como la economía global", dijo el portavoz.

También dijo que tales ataques "afectan el tráfico marítimo y exponen las costas y aguas territoriales a graves catástrofes ambientales".

Por otro lado, otros dos drones interceptados tenían como objetivo la ciudad suroccidental de Khamis Mushait, mientras que otro apuntaba a Najran cerca de la frontera con Yemen. El resto apuntó a civiles y zonas residenciales en otras partes del sur de Arabia Saudita. La coalición dijo que la milicia hutí respaldada por Irán intentó atacar universidades en Jazan y Najran

Los ataques se producen solo unos días después de que Arabia Saudita anunciara un nuevo plan de paz para poner fin a la crisis en Yemen, que incluía un alto el fuego integral, la reapertura del aeropuerto de Sanaa, aliviar las restricciones en el puerto de Hodeidah y reiniciar el proceso político en el país.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) condenó los ataques y dijo que reflejan el flagrante desafío de los hutíes a la comunidad internacional y su desprecio por todas las leyes internacionales. En este sentido, el jefe del CCG, Nayef Al-Hajjraf, pidió a la comunidad internacional que "adopte una postura inmediata y decisiva para detener estos frecuentes ataques terroristas contra instalaciones vitales y civiles".

También el Parlamento Árabe denunció el ataque contra la estación petrolera, las universidades de Jazan y Najran y otras zonas civiles de la región sur. Advirtió que estos repetidos "ataques cobardes" llevados a cabo por los hutíes respaldados por Irán "amenazan el comercio mundial y socavan la seguridad y la estabilidad en toda la región" y son parte de los planes del régimen iraní para desestabilizar la región.

Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Jordania también condenaron los ataques y la continuación de los ataques contra áreas pobladas e instalaciones vitales, y dijeron que apoyaban al Reino en todas las medidas que toma para preservar su seguridad y la seguridad de su gente y su territorio.

Por su parte, la Organización de Cooperación Islámica elogió la "vigilancia y habilidad" de la coalición para frustrar los drones.

Un nuevo ataque a una instalación petrolera en Arabia causa un incendio en un tanque
Comentarios