miércoles. 10.08.2022

El número de muertos por las protestas en Irán aumenta a tres, dicen activistas

Los funcionarios iraníes culpan de las muertes a otros manifestantes
Los jóvenes iraníes fallecidos en las protestas. (Al Arabiya)
Los jóvenes iraníes fallecidos en las protestas. (Al Arabiya)

El número de muertos por las protestas callejeras por la escasez de agua en el suroeste rico en petróleo de Irán aumentó a tres, manifestaron activistas este sábado, mientras las manifestaciones continuaban por tercera noche consecutiva.

Las protestas comenzaron a última hora del jueves en varias ciudades de la provincia de Juzestán, incluida su capital, Ahwaz, y continuaron el sábado.

Un funcionario local manifestó este sábado que un hombre murió durante las protestas del viernes en la ciudad de Shadegan (al-Falahiya) en Juzestán después de recibir un disparo accidental de manifestantes armados. Los activistas dijeron que las fuerzas de seguridad lo mataron a tiros.

"Durante el mitin, los alborotadores dispararon al aire para provocar a la gente y, lamentablemente, una de las balas alcanzó a una persona presente en el lugar y lo mató", señaló Omid Sabripour, jefe de la gobernación en Shadegan, a la agencia estatal de noticias IRNA

En el pasado, los funcionarios iraníes han culpado de las muertes de los manifestantes a otros manifestantes.

Los activistas informaron de dos muertes más el sábado aunque las autoridades aún no han comentado.

Citando fuentes locales, la Agencia de Noticias de Activistas de Derechos Humanos (HRANA), un sitio de noticias dirigido por un colectivo de defensores de los derechos humanos iraníes, informó que el ciudadano Qassem Khozeiri, de 23 años, murió en el hospital el sábado después de recibir disparos de las fuerzas de seguridad en la ciudad de Kut Abdollah el viernes.

Un tercer ciudadano, Ali Mazraeh, murió el sábado tras recibir disparos de las fuerzas de seguridad en Ahwaz, informó HRANA, citando fuentes locales.

Los manifestantes en la ciudad de Susangerd (al-Khafajiya) marcharon hacia la oficina del gobernador local a última hora del sábado, coreando "no seremos humillados", según videos compartidos en las redes sociales.

Algunos usuarios de las redes sociales también informaron una disminución significativa en la velocidad de Internet en Juzestán el sábado. Irán cerró el acceso a Internet durante varios días durante las protestas generalizadas contra el gobierno en 2019.

La crisis del agua ha devastado la agricultura y la ganadería y provocado cortes de energía que fueron el motivo de las protestas en varias ciudades a principios de este mes.

Las autoridades han culpado de la escasez de agua a una sequía severa, pero los manifestantes dicen que la culpa es del Gobierno. Los activistas de Juzestán culpan de la crisis del agua a lo que llaman políticas discriminatorias del gobierno, como la transferencia excesiva de agua de Juzestán a las provincias étnicamente persas, que dicen que están diseñadas para cambiar la demografía de la región.

Las protestas en Juzestán se producen cuando miles de trabajadores del sector energético clave de Irán han iniciado huelgas por mejores salarios y condiciones laborales. La economía de Irán se ha visto muy afectada desde 2018 cuando el ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, retiró a Washington del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las potencias mundiales y volvió a imponer amplias sanciones al país. La pandemia de Covid-19 ha agravado los problemas económicos del país.

El número de muertos por las protestas en Irán aumenta a tres, dicen activistas
Comentarios