miércoles. 06.07.2022

La ONU alerta del incremento de las actividades de Al Qaeda y Daesh en Yemen

"En represalia, las fuerzas de seguridad están permitiendo ataques contra civiles en zonas del norte", dijo una funcionaria
El sur de Yemen sufre fuertes enfrentamientos entre los rebeldes y el ejército.
El sur de Yemen sufre fuertes enfrentamientos entre los rebeldes y el ejército.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha alertado este martes del incremento de las actividades de grupos afiliados con Al Qaeda y Deash en Yemen, en el marco del conflicto en el país. La portavoz del organismo, Ravina Shamdasani, ha resaltado que "durante los últimos diez días han sido documentados varios acontecimientos profundamente preocupantes" en el país que "han tenido un impacto grave sobre los civiles en el país".

"Grupos armados afiliados con Al Qaeda y Daesh también parecen haber intensificado sus actividades en el país", ha dicho, en referencia a los atentados perpetrados la semana pasada por ambos grupos en Abyan y Adén. Shamdasani ha apuntado además al ataque ejecutado por los hutíes contra un desfile militar en Adén, sede del Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por el presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi.

Así, ha subrayado que "en una aparente represalia contra estos ataques, las fuerzas de seguridad están llevando y permitiendo ataques contra civiles de las zonas del norte de Yemen, que están siendo rodeados, agredidos, acosados y desplazados de forma forzosa a zonas fronterizas con otras provincias" "Seguimos recopilando información sobre el número de personas desplazadas y detalles sobre las violaciones a las que podrían haber sido sometidas, pero las informaciones iniciales apuntan a cientos de desplazados", ha agregado.

La portavoz del organismo ha expresado además su "profunda preocupación" por la situación en Al Dhale desde el recrudecimiento de los enfrentamientos en la zona en marzo, incluido el uso de minas antipersona, bombardeos y ataques con artillería. "Desde marzo, los combates han dejado al menos 26 civiles muertos y 45 heridos, si bien debido a la falta de acceso a la zona es probable que las cifras sean mucho mayores que lo que hemos sido capaces de verificar", ha advertido.

"La única reserva de agua en Al Dhale está bajo control de los hutíes y muchas bombas de agua han dejado de funcionar o han resultado dañadas, cortando el suministro de agua a parte de la población", ha lamentado.

Por último, ha reclamado a las partes en conflicto que trabajen para rebajar el nivel de los enfrentamientos y "garanticen que todo ataque contra civiles e infraestructura civil es investigado de forma significativa y los responsables llevados ante la justicia".

El conflicto comenzó en marzo de 2015 y enfrenta al Gobierno de Hadi, apoyado por la Coalición militar saudí, y los hutíes, respaldados por Irán.

La guerra de Yemen es considerada la mayor catástrofe humanitaria del mundo y ha arrastrado a uno de los países más pobres del planeta a un escenario de absoluta devastación, hambruna y brotes de cólera.

La ONU alerta del incremento de las actividades de Al Qaeda y Daesh en Yemen
Comentarios