miércoles. 12.06.2024

El ciberataque destructivo que golpeó a Arabia Saudita a finales del año pasado sigue en marcha, revelando nuevos detalles acerca de una inusual campaña que algunos han vinculado a Irán, aseguraron este miércoles investigadores de una compañía de antivirus estadounidense.

La empresa de seguridad cibernética estadounidense asegura que hackers, posiblemente vinculados a una nación extranjera, consiguen perturbar las organizaciones clave en el Reino del Golfo.

Estos piratas informáticos son cada vez más sofisticados y perturban las organizaciones clave en Arabia Saudita, manifestó la empresa de seguridad cibernética estadounidense McAfee.

McAfee señaló que detectó tres oleadas de intrusiones electrónicas que buscaban sabotear organizaciones en toda Arabia Saudita desde el 17 de noviembre. La segunda operación se activó el 28 de noviembre y la tercera sigue en marcha.

Al contrario que formas más tradicionales de ciberespionaje, destinadas al robo de información, estas intrusiones buscan causar problemas generalizados eliminando datos de discos duros.

McAfee estableció varias conexiones con un ataque de 2012, llamado “Shamoon“, que se vincula a Irán, pero la empresa no acusó directamente a nadie por los incidentes, en línea con las prácticas de la industria.

En enero, un alto funcionario saudí de telecomunicaciones reveló que los sistemas de seguridad informáticos del Reino son vulnerables al virus "Shamoon 2". Entre sus víctimas se encontraba una división del Ministerio de Trabajo.

Arabia Saudita e Irán no tienen relaciones diplomáticas y apoyan lados opuestos en las guerras regionales, como en Yemen y Siria.

Los piratas informáticos continúan saboteando a Arabia Saudita