miércoles 19/1/22

La Policía iraní dispersa unas protestas por la escasez de agua

Medios estatales calificaron a los manifestantes de “contrarrevolucionarios” y enemigos de la Revolución Islámica
Un manifestante herido en Irán. (Twitter)
Un manifestante herido en Irán. (Twitter)

La Policía iraní dispersó este viernes con gases lacrimógenos unas protestas por la falta de agua en la ciudad de Isfahan, en el centro de Irán, en el último episodio de descontento social con la situación en Irán.

Unas quinientas personas protestaban en el cauce seco de río Zayandehrud, a su paso por Isfahan, cuando la Policía lanzó una carga con gases para poner fin a la manifestación, según las imágenes mostradas por la televisión estatal IRIB.

Los manifestantes entonaban eslóganes contra el líder supremo, el ayatolá Ali Jameneí, y a favor de Reza Shah Pahlevi, el penúltimo sha de Irán.

La agencia de noticias Fars, por su parte, indicó que los manifestantes respondieron a la Policía con el lanzamiento de piedras y la quema de una motocicleta policial.

La agencia semioficial afirmó además “que los manifestantes no parecían agricultores de Isfahan debido a su indumentaria y forma de vestir”, y justificó las cargas para garantizar la “seguridad”.

Otros medios estatales calificaron a los manifestantes de “contrarrevolucionarios” y enemigos de la Revolución Islámica.

Según la versión oficial, agricultores de la provincia de Isfahan pusieron anoche fin a una semana de protestas tras llegar a un acuerdo con el Gobierno provincial y de ahí las insinuaciones de que los manifestantes de hoy no eran granjeros en realidad.

El descontento no es nuevo en esta provincia. Desde hace años se producen protestas por el trasvase de agua del río Zayandehrud a otras zonas del país y han llegado a destruir tuberías que transportaban agua a otras regiones.

La escasez de agua ya provocó protestas el pasado verano en varias ciudades iraníes, con numerosos choques entre la policía y manifestantes.

En esas protestas se produjeron varios muertos y docenas de detenciones, según grupos de derechos humanos como Human Rights Watch.

En Teherán algunas personas llegaron a gritar desde las ventanas eslóganes contra Jameneí, aprovechando la oscuridad de la noche durante esas protestas veraniegas. 

La Policía iraní dispersa unas protestas por la escasez de agua
Comentarios