jueves 2/12/21

La Organización Internacional del  Trabajo (OIT) ha cifrado en 50 las muertes de trabajadores inmigrantes y en 506 los heridos graves durante el año pasado debido a las obras para albergar la Copa del Mundo de fútbol Qatar 2022.

La cifra de 6.501 muertos desde la concesión del Mundial hace una década "no siempre se ha puesto en el contexto adecuado", aclara la OIT, quien indica que corresponde a todos los migrantes fallecidos en Qatar desde 2010, pero no solo en las obras de los estadios, ni siquiera únicamente en accidentes laborales.

El emirato ha sido regularmente condenado por las ONG internacionales por el trato dado a los cientos de miles de trabajadores que llegaron de Asia, en particular, a las principales obras de construcción de la Copa del Mundo. Según el informe de la agencia de la ONU, la mayoría de los trabajadores inmigrantes que murieron en 2020 murieron en caídas o accidentes de tráfico, principalmente en su lugar de trabajo.

Además, 506 trabajadores inmigrantes resultaron gravemente heridos en 2020 y otros 37.601 sufrieron lesiones leves o moderadas. La OIT dice que se ha enfrentado a fallos en los datos recopilados y se ha basado en instituciones que no siempre clasifican a los muertos y heridos en el trabajo de la misma manera.

Los datos "no se recopilan de manera sistemática", dijo en un comunicado Max Tunon, jefe de la oficina de la agencia de la ONU en Qatar. El informe pide el establecimiento de una "plataforma nacional" que reúna todos los datos: "Debemos actuar con urgencia, porque detrás de cada figura hay un trabajador y su familia", agregó.

"Otra recomendación clave es investigar mejor las causas de muerte que no están clasificadas como relacionadas con el trabajo, pero que podrían estarlo", dijo Tunon.

Qatar acogió con entusiasmo la publicación del informe y destacó que reflejaba el compromiso del país de cooperar de forma transparente sobre los derechos de sus trabajadores. "Qatar está estudiando las recomendaciones del informe y seguirá trabajando con la OIT", dijo un portavoz del gobierno. Doha afirma haber hecho mucho para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores inmigrantes, que suman más de dos millones en el país.

El emirato del Golfo ha anunciado varias reformas desde la adjudicación de la Copa del Mundo en 2010, incluida la introducción de un salario mínimo y la posibilidad de cambiar de empleador más fácilmente. Pero su implementación está muy atrasada, según los críticos.

En febrero, Doha negó ferozmente los informes del diario británico The Guardian de que más de 6.500 trabajadores inmigrantes han muerto en Qatar desde 2010, pero se niega a revelar el número exacto de muertes.

Qatar investiga de manera inadecuada las muertes de sus trabajadores, según la OIT
Comentarios