viernes. 21.06.2024

El primer ministro de Qatar, jeque Abdullah bin Nasser bin Khalifa Al-Thani, ratificó este sábado el compromiso de su país a respetar los derechos de los trabajadores, en su inmensa mayoría expatriados, y mejorar sus condiciones de vida.

Al-Thani, quien es también ministro del Interior, recibió en esta capital a una delegación de alto nivel de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) encabezada por Misako Kaji, según informa Prensa Latina.

Según reseñaron fuentes oficiales, la reunión se centró en asuntos de interés mutuo, en particular el interés de la entidad mundial por constatar avances de Doha en materia de derechos laborales.

Qatar aseguró realizar incansables esfuerzos para promover los derechos de los trabajadores y continuar impulsando procedimientos y normas ya adoptadas en aras de mejorar las condiciones de los trabajadores extranjeros en línea con el desarrollo y crecimiento que experimenta el país.

Misako Kaji y su comitiva se reunieron también este sábado con el jefe del Comité Nacional de Derechos Humanos, Ali bin Samikh Al Marri, ocasión en la que se habló de los medios de cooperación en asuntos de interés común, con énfasis en la situación de la fuerza laboral en el emirato.

Datos del ministerio de Estadísticas, Planificación y Desarrollo divulgados aquí la semana pasada apuntaron que la población del país alcanzó por primera vez los 2.000.545 de personas, un incremento condicionado por el gran número de foráneos llegados para trabajar.

Alrededor del 90 por ciento de quienes trabajan en Qatar son originarios de otros países asiáticos y africanos contratados por empresas vinculadas al gas, el petróleo y sobre todo la construcción, un sector en auge tras la adjudicación al país de la sede de la Copa Mundial de Fútbol 2022.

Organizaciones de derechos humanos denunciaron supuestos abusos y el mantenimiento del sistema de contratación conocido como Kafala, al que consideran una forma de esclavitud moderna por las ataduras que impone al asalariado con su patrón.

Qatar ratifica ante la OIT su compromiso con los derechos de los trabajadores