martes 17/5/22

Un bebé de tres semanas sin condiciones médicas previas conocidas murió de una infección grave por Covid-19 en Qatar.

Las autoridades sanitarias del país señalaron que la muerte era un “marcado recordatorio” de que las personas de todas las edades corren el riesgo de sufrir complicaciones por el virus. Aunque las muertes infantiles son raras, "la mayoría de los países del mundo lamentablemente han registrado muertes de niños pequeños".

Un número récord de niños han sido ingresados ​​en hospitales en países como Sudáfrica, Estados Unidos y el Reino Unido desde la aparición de la variante altamente contagiosa de Ómicron.

“El Ministerio de Salud Pública confirma que un bebé de tres semanas ha muerto lamentablemente como resultado de una infección grave por Covid-19”, informó en Twitter el Ministerio de Salud de Qatar en un comunicado el domingo.

“El bebé no tenía condiciones médicas o hereditarias conocidas”.

 

“Este es solo el segundo niño que muere de Covid-19 en Qatar desde el comienzo de la pandemia”.

Los estudios han demostrado repetidamente que Ómicron es más leve que las variantes anteriores.

Sin embargo, un estudio publicado por investigadores del Reino Unido el viernes encontró que los niños pequeños tienen "proporcionalmente más probabilidades" de ser hospitalizados con Ómicron, en comparación con cepas anteriores. Pero la mayoría de los casos son leves, recalcaron.

De los niños ingresados ​​en el hospital con Covid-19, el 42 por ciento tenía menos de un año, en comparación con alrededor del 30 por ciento en oleadas anteriores. Los datos fueron publicados por el Grupo Asesor Científico para Emergencias.

“Estos no son bebés particularmente enfermos. De hecho, la enfermedad aparece por períodos cortos de tiempo”, manifestó el autor del estudio Calum Semple, profesor de Salud Infantil y Medicina de Brotes en la Universidad de Liverpool.

Un recién nacido muere de Covid-19 en Qatar
Comentarios