sábado. 24.02.2024

Los talibanes lanzaron este miércoles un ataque contra la capital de la provincia de Badghis, en el noroeste de Afganistán. La ofensiva, con su punto de mira en las fuerzas gubernamentales, se produce coincidiendo con la retirada de las tropas estadounidenses del país. Este ataque es el primer intento de los talibanes de tomar el control de la capital de un estado.

Los combates tienen actualmente se epicentro en la ciudad de Qala-e-Nu, con 75.000 habitantes y capital del estado de Badghis. Previamente fueron atacadas las provincias circundantes, acciones durante las cuales los talibanes se apoderaron de la sede de la policía y de las oficinas de las agencias de inteligencia locales.

"Reconocemos que la guerra está haciendo estragos y estamos en una situación militar muy delicada", dijo el ministro de Defensa afgano, Bassemullah Mohammadi, en un comunicado.

"Quiero asegurar a todos que nuestras fuerzas nacionales, con el apoyo de las fuerzas de resistencia locales, utilizarán todos sus recursos para defender nuestra patria y nuestro pueblo".

Según el Ministerio de Defensa, los talibanes "sufrieron pérdidas en su intento fallido de tomar Qala-e-Nu". 

El recrudecimiento de los combates se ha producido horas después de que Washington anunciara que las fuerzas estadounidenses habían completado más del 90% de su retirada de Afganistán.

Los insurgentes han intensificado sus ataques desde que las fuerzas estadounidenses y de la OTAN comenzaron su retirada final. Estas acciones les han permitido tomar el control de varias áreas rurales.

Las imágenes de vídeo de los combates, algunas de las cuales mostraban a combatientes talibanes en motocicletas entrando en la ciudad de Qala-e-Nu, circulan a toda velocidad en las redes sociales.

"La ciudad no se encuentra tomada, pero los talibanes siguen en la ciudad; nuestros aviones están bombardeando sus posiciones", dijo Zia Gul Habibi, miembro del Consejo de Estado de Badghis, y agregó que el ejército ha desplegado drones para atacar a los insurgentes.

"Todo el mundo se horrorizó al escuchar que los talibanes habían entrado en la ciudad", declaró ziz Twaquil, residente de Qala-e-Nu. "Pudimos escuchar disparos y explosiones... Helicópteros y aviones sobrevuelan la ciudad y bombardean algunas áreas".

La semana pasada, todas las fuerzas estadounidenses y de la OTAN abandonaron la base aérea de Bagram, cerca de Kabul, el centro de operaciones del comando contra los talibanes, concluyendo una intervención militar de 20 años en el país, que comenzó después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Si los talibanes toman el control del enclave estratégico de Qala-e-Nu tendrá un gran impacto psicológico en las fuerzas afganas, lo que incidiría de forma determinante en futuro de Afganistán.

Los talibanes avanzan en la toma de destacadas posiciones en Afganistán
Comentarios