viernes. 12.08.2022

El Tren español de Alta Velocidad llega por primera vez a la ciudad santa de La Meca

El ferrocarril de vanguardia tiene cinco estaciones y la de Rusaifa se encuentra a 4 kilómetros de la Gran Mezquita

El Tren de Alta Velocidad Haramain, fabricado por la empresa española Talgo, llegó este martes a La Meca por primera vez, como primer paso del lanzamiento oficial de la operación tan esperada.

Según informa el diario Saudi Gazatte, el tren comenzó su recorrido de prueba desde su estación principal en Jeddah y llegó a la estación de Rusaifa a la entrada de la ciudad santa de La Meca. 

Al evento asistieron Romaih Al-Romaih, presidente de la Comisión Saudita de Transporte Público y Bashar Al-Malik, CEO de Saudi Railway Company (SAR), junto a altos ejecutivos del consorcio saudita-español, que está implementando el gran proyecto de infraestructura en La Meca.

En declaraciones a los periodistas, Al-Romaih dijo que el tren llegó a la estación de La Meca por primera vez en la fase final de su operación experimental y se espera que esté plenamente operativo en el primer trimestre de 2018. 

El Haramain Tren de Alta Velocidad une las ciudades santas de La Meca y Medina a través de Jeddah y King Abdullah Economic City of Rabigh. La ruta de 450 kilómetros de longitud, con doble vía totalmente electrificada, se estima que costará 37.500 millones de riales saudíes. El proyecto incluye trenes que viajan a una velocidad de 320 km por hora y están equipados con dispositivos altamente avanzados. En total serán 35 trenes y un tren especial para personas mayores.

El ferrocarril de vanguardia tiene cinco estaciones: dos estaciones terminales en La Meca y Medina, y dos estaciones centrales en Jeddah y Rabigh, además de una quinta estación en el aeropuerto internacional Rey Abdulaziz, construida por la Autoridad General de Aviación Civil. 

La estación de Jeddah será la estación principal, con la sala de control central. La estación de Rusaifa se encuentra a 4 kilómetros de la Gran Mezquita. 

Se espera que el ferrocarril, que provocará un cambio sustancial en el transporte de peregrinos entre las dos ciudades santas, transportará tres millones de pasajeros al año, además de ayudar a aliviar la congestión del tráfico en las autopistas.

El Tren español de Alta Velocidad llega por primera vez a la ciudad santa de La Meca
Comentarios