sábado. 22.06.2024

El vicepresidente de Yemen, Jaled al Bahá, ha regresado a la ciudad de Adén para quedarse en el país y gestionar desde dentro las labores de gobierno, reducidas al mínimo tras la ofensiva lanzada el año pasado por los rebeldes hutíes.

Al Bahá ha vuelto a Adén de forma permanente, según ha informado este lunes la cadena de televisión Al Arabiya. Tanto el presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, como su 'número dos' habían huido a Arabia Saudita por motivos de seguridad.

Por otro lado, los hutíes se abstuvieron de confirmar la muerte de dos de sus altos dirigentes, este domingo que, según la televisión estatal saudí fallecieron el sábado en el corazón de la zona de Saada.

La milicia, que ha perdido a muchos de sus comandantes de campo en los últimos días, al parecer no querían socavar la moral de sus combatientes. Medios saudíes informaron de la muerte de Abdullah Hussain Badr Al Deen Al Houthi y Al Badr Hamid Al Deen Al Houthi.

De acuerdo a una información del diario Gulf News, Abdullah, era el hijo de Hussain Al Houthi, el fundador del grupo. Hussain Al Houthi murió en enfrentamientos con las tropas del gobierno en 2004. Su hijo, al igual que muchos comandantes de Al Houthi, rehuyeron dar entrevistas a los medios de comunicación. Sin embargo, en una extraña entrevista en 2009 a un periódico dirigido por el gobierno, criticó a su tío Abdul Malik Al Houthi, que asumió el cargo tras la muerte de su padre.

El militante hutí aseguró que no confiaba en su tío que había encabezado el movimiento militante lejos de sus objetivos originales.

El mayor general Amin Al Waeli, comandante de la 6ª Región Militar en la provincia de Jawf, declaró al diario que era consciente de la muerte de los líderes hutíes pero no estaba autorizado a dar más información al respecto.

El vicepresidente de Yemen regresa a la ciudad de Adén