viernes. 26.07.2024

En un logro médico significativo, una pareja colombiana tuvo una niña sana después de que los médicos repararon su defecto espinal hace dos meses mientras aún estaba en el útero de su madre.

La cirugía pionera para abordar la reparación abierta de la espina bífida en el útero, realizada por un equipo de cirujanos expertos en Burjeel Medical City, marcó un hito importante en el campo de la medicina fetal en Emiratos Árabes Unidos. Según los médicos, tanto la bebé Maryam Violeta como su madre, Liz Valentina Parra Rodríguez, se encuentran en buen estado de salud y fueron dadas de alta del hospital.

La espina bífida abierta es un defecto congénito que ocurre cuando los huesos de la columna no se forman y esto hace que la médula espinal quede expuesta al líquido amniótico. La afección puede provocar complicaciones neurológicas graves y discapacidades físicas. La incidencia mundial promedio de espina bífida es de uno por cada 1.000 nacimientos.

Después de que se llevó a cabo el procedimiento en junio, el equipo médico dirigido por el doctor Mandeep Singh, consultor de Medicina Fetal y Obstetricia y director del Centro de Terapia y Medicina Fetal Kypros Nicolaides en Burjeel Medical City, supervisó de cerca el progreso tanto de la bebé como de la madre durante los dos meses siguientes a la cirugía.

Según informó este jueves la agencia de noticias de Emiratos, WAM, durante la cirugía de reparación fetal, los médicos hicieron una pequeña incisión en el útero y la espalda del  labebé quedó expuesta para permitir que el neurocirujano cerrara el defecto de la espina bífida. Los médicos utilizaron un parche sintético para cubrir el defecto y luego se instiló líquido amniótico nuevamente en la cavidad y se cerró el útero y la bebé permaneció en el útero por el resto del embarazo.

La bebé Maryam nació gracia a la ayuda del doctor Ritu Nambiar, consultor, obstetra y ginecólogo, después de un parto espontáneo a las 35+4 semanas. La bebé, que pesó 2,46 kilis al nacer, tenía un pequeño hueco en la piel de la espalda, que fue cerrado por el neurocirujano Essam Elgamal. La niña quedó bajo el cuidado de un equipo médico neonatal dirigido por el director de Neonatología Iviano Rudolph Ossuetta. Aunque es demasiado pronto para comentar sobre el grado de recuperación, el equipo médico es cautelosamente optimista sobre su futuro. Según ellos, la vejiga urinaria funciona bien y ambas piernas tienen tono y movimientos normales.

“La reparación de la espina bífida estaba intacta y, por lo tanto, el procedimiento intrauterino se considera exitoso. La bebé Maryam está mostrando signos positivos de recuperación. Aunque todavía es pronto para predecir el alcance total de su recuperación, los indicadores iniciales son prometedores. La ecografía y la resonancia magnética del cerebro son normales”, detalló Mandeep.

“Ya estamos en contacto con un equipo de médicos de nuestra organización asociada Clínica Colsanitas, Colombia, y nos encargaremos del cuidado de la bebé Maryam una vez que regrese a su hogar en Bogotá. Será necesario realizar seguimientos con urólogo pediátrico, neurólogo pediátrico y fisioterapeuta”, agregó el médico.

Liz y su esposo Jason Mateo Moreno Gutiérrez se están preparando para regresar a su país de origen, Colombia, en dos semanas junto con la bebé Maryam.

Nace una bebé colombiana tras un procedimiento intrauterino único en Emiratos Árabes