domingo 22/5/22

(Texto: Marta Pérez. Fotos: EL CORREO) Noviembre ha sido el mes mundial de la diabetes. La enfermedad afecta a 280 millones de personas en todo el planeta y muchas de ellas ni siquiera saben que la padecen. En el caso de Emiratos Árabes Unidos el porcentaje asciende al 30 por ciento de la población.

El doctor José Luis Gallego tiene su consulta en Mediclinic City, que se encuentra ubicada en Healthcare City en Dubai. El doctor José Luis Gallego tiene su consulta en Mediclinic City, que se encuentra ubicada en Healthcare City en Dubai.

Aprovechando la ocasión, el doctor español José Luis Gallego, que trabaja como experto en cirugía abdominal en el Hospital Mediclinic City, ubicado en la Healthcare City de Dubai, ha explicado a EL CORREO cómo hacer frente a la diabetes para dejar de sufrir los síntomas y también ha informado sobre el tratamiento diario que requiere la enfermedad.

“Lo primero que hay que saber es que existe un tipo de diabetes que se puede curar”, señala Gallego. Según el especialista “la diabetes tipo 2, que es la que está relacionada con la obesidad”, tiene unas opciones de curación “muy altas”.

En este tipo de dolencia el páncreas suele producir más insulina de lo normal que no llega correctamente a las células que son las que deben almacenar el azúcar. Como consecuencia, el azúcar se acumula en la sangre.

“La obesidad suele favorecer el desarrollo de este tipo de diabetes”, señala Gallego. La causa es que el aumento de la grasa dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta.

La mayoría de los pacientes suele tomar pastillas para controlar los niveles de azúcar, sufre de sobrepeso, que está cifrado en más de 30 de índice de masa corporal en la raza caucásica y más de un 27,5 en la asiática, y algunos pueden llegar a tener hasta problemas para conciliar el sueño.

Además, en la mayoría de los casos, la enfermedad puede avanzar. “La diabetes produce un daño que no duele”, asegura el médico. La evolución de la dolencia puede llegar a requerir el consumo de más pastillas -incluso se puede llegar a tener que administrar insulina- y causar problemas cardiovasculares, diálisis, ceguera o la amputación de piernas.

Pero no todo son malas noticias para este tipo de enfermos. Gallego afirma que “estos son los pacientes que pueden beneficiarse del tratamiento quirúrgico”.

Los especialistas observaron que cuando el paciente perdía peso era mucho más fácil tratar la diabetes. “En realidad, la operación que cura la diabetes tipo 2 es muy parecida a la que se utiliza para reducir la obesidad”.

La cirugía consigue hoy, con una pequeña operación realizada mediante laparoscopia, que se puedan olvidar todas las pastillas, la insulina y la dieta. “En tres o cuatro días ya se puede realizar vida totalmente normal”.

La operación consiste en crear una pequeña bolsa que se conecta al intestino delgado ( Y de Roux). El objetivo es que la comida no pase por el estómago ni por el principio del intestino delgado, lo que tiene “el efecto de cambiar los estímulos que producen las hormonas intestinales”.

Este cambio conlleva principalmente modificar la resistencia y la producción de insulina. También ayuda a no comer, ya que disminuye el apetito y con una corta cantidad de alimento ya se tiene sensación de saciedad.

Además de los beneficios anteriores, “operarse mediante laparoscopia reduce el traumatismo del enfermo y mejora la recuperación. Un obeso tiene menor resistencia a cualquier trauma”, apunta el especialista.

El doctor Gallego es experto en todo tipo de cirugía abdominal realizada por laparoscopia. La especialización incluye el tratamiento de cualquier tipo de dolencia relacionada con el apéndice, la vesículas, hernias, estómago, intestino, hígado, bazo o suprarrenales.

---------------------

Para más información o realizar alguna duda o consulta contactar en el teléfono +971 4 435 9999 o en el siguiente email: [email protected]

“La diabetes produce un daño que no duele”
Comentarios