miércoles. 17.07.2024

(Foto de portada: AARON) José Enrique y sus compañeros de la Policía Local jamás imaginaron que un servicio de escolta podría acabar con una gratificación de 4.000 euros, que han donado a oenegés.

«Escoltábamos a una comitiva emiratí compuesta por siete vehículos Mercedes con los cristales tintados de la que salieron siete mujeres. Todas vestidas de negro y a la mayoría solo se le veían los ojos». El agente José Enrique de la Policía Local relataba así a este periódico la jornada del pasado 24 de marzo en la que tras escoltar a una princesa árabe ésta les dejó una gratificación sobre sus motos de 4.000 euros, según informa la periodista Pilar García-Baquero en  http://sevilla.abc.es/.

El Ayuntamiento celebró ayer el acto por el que estos cuatro agentes de la Policía Local hicieron entrega del dinero a dos oenegés y a la compra de juguetes para los niños ingresados en el Hospital Reina Sofía, un dinero que la princesa de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) Hessa bin Rashid Al Maktoum donó a este cuerpo de seguridad con motivo de su estancia en la capital en marzo. El alcalde, José Antonio Nieto, destacó en el salón de Plenos «la buena labor de todos los efectivos y su encomiable acción».

José Enrique recordó, con una sonrisa, una jornada que podría haber sido como otras, pero que fue totalmente distinta. «Nos encomendaron al segundo turno de 14.30 a 22.00 horas que teníamos que prestar un servicio de escolta a un grupo emiratí que venía desde Málaga. Viajaban en ocho vehículos. En su interior, un gran número de miembros de la comitiva y de seguridad, a los que acompañamos desde la Torrecilla al Hospes el Bailío, en Ramírez de las Casas Deza», relató este oficial. En la puerta del Hospes, uno de los hoteles más exclusivos de la ciudad en el que estos visitantes habían reservado casi todas las habitaciones, los agentes tuvieron que aguardar dos horas porque los miembros de la comitiva tenían que rezar. Al acabar, lo primero que querían ver era la Mezquita-Catedral «y les impresionó», dijo el agente. «Pasaron bastante tiempo recorriéndola. Al salir, la ilusión de todos eran dar un paseo en coches de caballo. Los cogieron todos, siete u ocho. Incluso hubo que llamar a uno más, que no estaba en la parada. Las mujeres no se dirigían a nosotros, solo lo hacían miembros de su séquito. Ni siquiera sabíamos cuál de esas siete mujeres era la princesa qatarí», afirmó.

Sobres sorpresa

Al regresar al hotel, en torno a las 19.30 horas, no sin antes visitar varias tiendas de recuerdos de las inmediaciones de la Mezquita-Catedral, uno de los miembros de la comitiva árabe se dirigió a ellos dándoles las gracias por el servicio prestado y avisándoles de que tenían algo en sus motos.

«Nos dijo que nos habían dejado unos sobres. Cuál fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que así era». Se trataba de cuatro envoltorios, cada uno con una especie de rulos», afirmaba. «No sabíamos muy bien qué era eso. Al terminar el turno, le llevamos al jefe los sobres, que estaban completamente sellados. Al abrirlos, descubrimos que en cada sobre había un rulito con dos billetes de 500 euros nuevecitos», explicó el policía, que añadió que «no dudamos en qué teníamos que hacer con ellos», señaló.

Los 4.000 euros donados por la princesa del emirato durante su breve estancia han sido destinados a la Asociación Española Contra el Cáncer, a la Asociación de lucha contra la Esclerosis Múltiple y a la compra de juguetes para los niños que se encuentran ingresados en el Hospital Universitario Reina Sofía.

La princesa Hessa de Dubai dona 4.000 euros a la Policía Local de Córdoba