miércoles 25/5/22

Una confrontación dialéctica entre Delta Air Lines y sus rivales en el Medio Oriente se volvió cada vez más dura esta semana, según publica USA today.

La última disputa se registró este jueves después de que el presidente de la compañía con sede en Dubai Emirates Airline rechazase una disculpa por parte de Delta por los comentarios de su director general, que parecía asociar las grandes compañías del Golfo y los ataques del 9/11 en Estados Unidos.

El intercambio cada vez más volátil de los comentarios se produce en medio de una disputa comercial entre las compañías aéreas de Estados Unidos y las tres grandes compañías del Golfo: Emirates y Etihad de los Emiratos Árabes Unidos y Qatar Airways de Qatar.

Las relaciones entre las compañías aéreas y rivales en el Golfo de los Estados Unidos siempre han sido irregulares, pero Reuters escribe que "se han deteriorado desde que un grupo de compañías aéreas estadounidenses compiló un expediente alegando que las principales compañías del Golfo habían recibido 40 mil millones de dólares en subsidios e instó al gobierno de Estados Unidos a renegociar o descartar el pacto comercial de cielos abiertos".

Las tres compañías del Golfo, de propiedad estatal, han rechazado estas afirmaciones sobre las subvenciones y otras ventajas injustas, contraatacando con su propia afirmación de que los transportistas estadounidenses se beneficiaron de miles de millones de dólares en ayuda del gobierno tras los atentados del 11/9.

El diálogo sobre el tema tomó un giro decididamente caldeado después de que el CEO de Delta, Richard Anderson, respondiese a una pregunta sobre las reconvenciones de las compañías del Golfo durante una entrevista con la CNN.

"Es una gran ironía la ayuda estadounidense a las aerolíneas del Golfo, después de los atentados de 2001, ya que muchos de los terroristas procedían de la región de la Península Arábiga", dijo Anderson a la CNN.

Reuters escribe que los comentarios de Anderson "han enfurecido a los funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos y Qatar, dos aliados de Estados Unidos que ofrecieron apoyo militar o logístico para las operaciones internacionales después de los atentados de 2001".

"Estoy un poco preocupado ya que Anderson cruzó la línea en algunas de las declaraciones que hizo con respecto a lo que pasó el 11/9", manifestó el presidente de Emirates, Tim Clark citado por Bloomberg News en declaraciones a la CNN este miércoles. "Y sé que ha causado gran ofensa en esta parte del mundo, y estoy seguro que este tema será tratado a nivel gubernamental y estatal", agregó Clark (en la foto de la noticia).

Delta se disculpó por los comentarios de Anderson, manifestando en un comunicado que "las declaraciones de Anderson no significan que las compañías del Golfo o sus gobiernos estuvieran vinculados a los terroristas de 2001. Pedimos disculpas si alguien se sintió ofendido".

Pero la disputa sólo creció este jueves después de que Clark sugirió a través de una declaración de que no encontró la disculpa de Anderson sincera.

"Creemos que las declaraciones realizadas esta semana por Anderson fueron hechas deliberadamente y emitidas para el efecto", dijo Clark en declaraciones a Reuters.

Por su parte el CEO de Qatar Airways, Akbar Al Baker, también reprendió a Anderson por sus declaraciones, "debería estar avergonzado de llevar el tema del terrorismo para intentar cubrir su ineficiencia en el funcionamiento de una línea aérea", explicó Al Baker a la CNN, según Bloomberg .

"Anderson debería estar haciendo su trabajo, mejorando y compitiendo con nosotros en lugar de ver venir 'el lobo' por sus deficiencias en la forma en que opera la compañía aérea", agregó Al Baker

Las aerolíneas del Golfo exigen rectificación al CEO de Delta por sus comentarios sobre...
Comentarios