miércoles 26/1/22

Dos mujeres saudíes que fueron detenidas semanas atrás por conducir un automóvil serán juzgadas por un tribunal especial para casos de terrorismo en Arabia Saudí, el único país del mundo que prohíbe esa práctica a las féminas, según informa la agencia EFE.

El jefe del grupo de derechos humanos especializado en Arabia Saudí ALQST, Yahya Asiri, dijo en unas declaraciones por teléfono que un tribunal de la provincia de Al Ahsa, en el este del país, consideró que no estaba especializado para ese tipo de delitos y decidió trasladar el caso a otro penal especializado en terrorismo.

El activista explicó que las autoridades judiciales están aplicando la nueva ley antiterrorista, según la cual deben ser juzgadas aquellas personas que dañen la reputación del país.

La nueva ley contra el terrorismo de Arabia Saudí entró en vigor el pasado febrero sustituyendo a la anterior, que también había sido muy criticada por las organizaciones de derechos humanos.

La norma define el delito de terrorismo como "cualquier acto criminal que de forma directa o indirecta altere el orden público, atente contra la seguridad de la comunidad y la estabilidad del Estado, o ponga en peligro la unidad nacional".

Asiri destacó que en la sesión de hoy, la segunda del juicio, la Fiscalía y los abogados de las dos mujeres rechazaron ese traslado, y estimó que el nuevo tribunal podría pronunciarse en los próximos días sobre si acepta o no llevar el proceso.

La conocida activista Lujain al Hazlul y la periodista Maysa al Amudi son dos saudíes con sendos carnés de conducir de Emiratos fueron detenidas mientras manejaban dos coches en la frontera entre ese país y Arabia Saudí.

Según la organización Human Rights Watch, Al Hazlul condujo desde Abu Dabi a la frontera saudí el pasado 30 de noviembre e intentó cruzar a su país natal, donde las autoridades le confiscaron su pasaporte y la retuvieron.

Al día siguiente, Al Amudi fue en coche hasta el paso fronterizo para entregar provisiones a Al Hazlul y fue arrestada igualmente por oficiales saudíes, que trasladaron a ambas a dos centros para interrogarlas, de acuerdo al testimonio de activistas.

Las dos mujeres habían pedido en internet el fin de la prohibición de conducir para las saudíes, que rige de forma oficial desde 1990, y habían llamado a desafiar la norma.

Recientemente se han organizado campañas en las que mujeres saudíes han salido a conducir coches en el país y han subido sus vídeos en las redes sociales para denunciar la falta de libertades.

En Arabia Saudí rige una estricta interpretación de la ley islámica o "sharía", que impone la segregación de sexos en espacios públicos, y restricciones a las mujeres para, además de conducir, viajar, por ejemplo, fuera del país sin un varón de la familia.

Las dos mujeres detenidas en la frontera de Emiratos serán juzgadas en Arabia Saudita...
Comentarios