domingo. 03.03.2024

Los residentes de la zona de Danat en Abu Dhabi cada vez se sienten más frustrados debido a la conducción ruidosa y temeraria de los jóvenes en el barrio por la noche, una amenaza para la seguridad pública que produce además un sueño inquietante, según informa el diario The National.

Los denominados 'Petrolheads' han convertido la calle frente a Guardian Towers, un desarrollo residencial y comercial cerca de la unión de Muroor Road y Al Dhafeer Street, en una pista de carreras de alta velocidad, según manifiestan los residentes.

Las carreras empezaron hace unos dos años, cuando abrieron los cafés de la zona. "Todas las noches, casi sin excepción, en Starbucks y Shakespeare and Co, empieza la carrera a partir de la medianoche y continúa hasta la 1 de la madrugada", explicó un residente de Guardian Towers desde 2011.

"Las carreras, el exceso de velocidad y la conducción a lo loco se producen delante de la cafetería Starbucks en ambas direcciones al final de la calle. La falta de badenes o pasos de cebra en la calle animan al exceso de velocidad. Toda la calle residencial hasta la escuela, es una carretera recta, abierta y muy amplia", dijo el residente.

Khalid Khamis, de 30 años, un emiratí que frecuenta los cafés, dijo que los pilotos de coches ruidosos eran en su mayoría emiratíes entre 18 y 25 años de edad. Una vez vio a los conductores de un Ford Mustang y un Mercedes hacer una carrera delante de la cafetería.

"Vienen aquí para mostrar sus coches, para decir 'chicos tengo un coche potente', muchas familias que viven en Guardian Towers se quejan del ruido. ¿Qué podemos hacer?", manifestó Khamis.

Un gerente de la cafetería, aseguró que los jóvenes por lo general comienzan a competir a las 11 o la medianoche, cuando la calle está menos concurrida. "No podemos decirles que paren, sólo solicitamos a los conductores que no toquen la bocina".

Los residentes están pensando en reclamar ya que con el ruido nocturno no pueden descansar. "Es casi imposible quedarse dormido mientras los coches deportivos alcanzan velocidades altas y ponen al límite las revoluciones de sus motores. Es sólo una cuestión de tiempo antes de que alguien tenga un accidente grave porque están acelerando en un barrio residencial", agregó un vecino de la zona.

Un inspector de Mawaqif (servicio de gestión y regulación del aparcamiento) asignado al área desde las 16:00 horas hasta la medianoche, declaró que "no podemos hacer nada. Creo que les gusta que la gente se queje de ellos".

El trabajo del operario de Mawaqif se limita a garantizar que los coches no estén aparcados en doble fila o estacionados en medio de la calle.

"Solicitamos a los conductores que aparquen su vehículo en las plazas disponibles frente a la cafetería con el fin de no obstruir el tráfico", manifestó un oficial de Mawaqif.

El año pasado, los residentes de Guardian Towers se quejaron del aparcamiento colapsado y del sonido constante de bocinas en el barrio. El problema se solucionó en parte desde que se instaló el servicio Mawaqif.

Los dos guardias de aparcamiento explicaron que a menudo veían conductores jóvenes poniendo al máximo los motores y haciendo carreras con sus coches deportivos de lujo, como Lamborghinis, Audi, Porsche y Rolls-Royce - en la calle de la zona residencial.

Los residentes pueden denunciar a los conductores imprudentes a través de la aplicación móvil CityGuard.

"Pueden tomar fotos o vídeos y enviarlos a través de la aplicación", anunció el teniente coronel Jamal Al Ameri, director de relaciones públicas de la policía de tráfico de Abu Dhabi.

En mayo del año pasado, Brig Hussain Al Harthi, director de tráfico y de patrullas de la Dirección de Policía de Abu Dhabi, dijo que la policía mantendría estricta confidencialidad de los reclamantes y tomarían las medidas adecuadas después de comprobar las quejas.

Los residentes también pueden denunciar delitos como el show de acrobacias, invadir el arcén y saltarse los semáforos. Los usuarios deben proporcionar el número de placa del vehículo infractor, especificando el modelo de coche y dónde y cuándo se cometió el delito.

Los ruidosos conductores nocturnos no dejan dormir a los residentes en Abu Dhabi
Comentarios