martes. 21.05.2024

Nelson Mandela ha muerto a los 95 años tras un prolongado proceso degenerativo, que le mantuvo hospitalizado desde el pasado mes de junio. «Hemos perdido al más grande de nuestros hijos», confirmaba el presidente sudafricano, Jacob Zuma en un mensaje a la nación.

Zuma, visiblemente emocionado, ha recordado ante el pueblo sudafricano a un hombre con una «increíble determinación por vivir». El líder antiapartheid «nos unió a todos y todos juntos le vamos a despedir». «Le amaremos siempre, que su alma descanse en paz, Dios bendiga a África», ha concluido.

El presidente sudafricano ha ordenado que las banderas ondeen a media asta para rendir homenaje a uno de los grandes iconos del siglo XX. Además, ha anunciado que en los próximos días se celebren funerales de Estado.

«Murió en paz, rodeado de su familia», explicó en su discurso el presidente Jacob Zuma. Idas y venidas en casa de los Mandela levantaban esta noche la señal de alarma en Sudáfrica. Según informó la agencia France Presse, varios familiares de la familia de Nelson Mandela y otras personas cercanas al exdirigente africano se estaban reuniendo en su domicilio de Johannesburgo, donde el anciano presidente sudafricano de 95 años de edad se encontraba en cuidados intensivos y en un estado crítico.

La intranquilidad se palpaba en la capital de Sudáfrica, donde algunos hablaban de la llegada de ambulancias y de varios miembros del Gobierno.

En concreto dos hijas pequeñas de Mandela y un hombre cercano a la familia, Bantu Holomisa habían sido vistos entrando en la casa, a la que estaban llegando decenas de coches.

La hija mayor de Mandela se atrevió a decir recientemente que su padre «estaba en su lecho de muerte» a pesar de seguir «tan combativo como siempre».

«Tata (su padre) estará con nosotros siempre, el es muy fuerte, tiene mucho coraje. A pesar de que se encuentra en su lecho de muerte todavía nos da lecciones de paciencia, amor y tolerancia», aseguró en una entrevista en la televisión pública el martes pasado.

«Mi padre está bien. Tiene 95 años y es más frágil que nunca, pero esperamos que de momento se quede con nosotros», declaraba otra de sus hijas.

Madiba «lleva en un estado crítico desde los últimos cinco meses, a pesar de que sigue respondiendo bien a los tratamientos», según aseguró la Presidencia sudafricana en su último comunicado.

Una vida dedicada a la lucha contra el racismo

Nelson Rolihlahla Mandela (Mvezo, Unión de Sudáfrica, 18 de julio de 1918 - Johannesburgo, Gauteng, Sudáfrica, 5 de diciembre de 2013 ) conocido en su país, Sudáfrica, como Madiba (título honorífico otorgado por los ancianos del clan de Mandela; también era llamado Tata) fue un abogado y político sudafricano. Tras estar preso por más de 27 años cumpliendo una condena que era de por vida, Nelson Mandela fue liberado, recibió el Premio Nobel de la Paz y fue elegido democráticamente como presidente de su país. Antes de estar preso había sido líder de Umkhonto we Sizwe, el brazo armado del Congreso Nacional Africano (CNA). En 1962 fue arrestado y condenado por sabotaje, además de otros cargos, a cadena perpetua. La mayoría de los más de 27 años que estuvo en la cárcel los pasó en la prisión isla de Robben Island.

Tras su liberación el 11 de febrero de 1990, Mandela trabajó en conjunto con el entonces presidente de Sudáfrica, Frederik Willem de Klerk, liderando a su partido en las negociaciones para conseguir una democracia multirracial en Sudáfrica, cosa que se consiguió en 1994, con las primeras elecciones democráticas por sufragio universal. Por su trabajo en conjunto, tanto Nelson Mandela como Frederik Willem de Klerk recibieron el Premio Nobel de la Paz de 1993.4 Posteriormente Mandela ganó las elecciones y fue presidente de Sudáfrica desde 1994 hasta 1999. Su prioridad estuvo frecuentemente en la reconciliación nacional.

Muere Nelson Mandela, símbolo antiapartheid