miércoles 25/5/22

Un periodista encarcelado en Dubai por abusar sexualmente de una mujer hace un discurso apasionado de su inocencia, según publica The National.

El joven egipcio de 31 años que fue condenado a tres meses de cárcel por agredir sexualmente a una mujer en un supermercado hizo un argumento de defensa ante el Tribunal de Apelación.

"De acuerdo a los últimos estudios, para molestar a una mujer que lleva un hijab y tres hijos acompañándola, uno tiene que estar enfermo o privado sexualmente, y ni estoy enfermo ni estoy privado de la sexualidad, ¿cómo puedo estarlo si llevaba casado un mes?", declaró el acusado con énfasis ante el juez.

El periodista declaró también que había escrito varios ensayos, artículos y había participado en campañas para animar a la mujer árabe a denunciar a los hombres que abusan de ellas o las violan, mostrando a los jueces imágenes, recortes y documentos que lo respaldan.

"El pasillo del supermercado donde supuestamente ocurrió el incidente es de 75 pulgadas de ancho y yo tengo 45 pulgadas de ancho, además, la mujer dijo que ella me gritó, y si usted le grita a alguien en un centro comercial o en una calle, la gente alrededor comenzará a mirar, a volver la cabeza, pero en las imágenes, en el momento del supuesto incidente las personas que nos rodean actúan con normalidad, ninguna de ellas gira la cabeza o mira".

El periodista mostró otra imagen a los jueces, diciendo: "¿Por qué iba yo a tocar a esta mujer cubierta que va con sus hijos y no a ésta?", dijo señalando a otra mujer en la foto.

El egipcio fue condenado por tocar a la clienta mientras se inclinaba para cargar su carro con los productos alimenticios, y fue condenado a tres meses de cárcel seguidos por la deportación por el Tribunal Penal de Dubai en noviembre pasado.

El incidente ocurrió a las 10:30 de la noche el 12 de julio del año pasado cuando una joven de Malasia, de 31 años, estaba de compras en Choithrams.

La mujer declaró que "estaba con mis hijos y alcancé algunos huevos entonces, cuando iba a colocarlos en mi carro, un hombre se apretó contra mi trasero y cuando me di la vuelta, se fue caminando".

La mujer dijo que ella lo persiguió y lo detuvo. "Le pregunté por qué había hecho eso durante el mes santo y me dijo que lo sentía y que pasó por error".

"Yo le dije que iba a llamar a la policía, por lo que abandonó el lugar, pero cuando me iba de la tienda, lo vi fuera."

Al concluir su argumento de la defensa, el acusado dijo: "Señores jueces, creo que en este punto la cárcel es lo más propicio para mí, porque desde que esto pasó, he perdido mi trabajo y he sido incapaz de salir del país".

El veredicto se dará a conocer el 18 de enero.

Original defensa de un periodista ante un tribunal de Dubai
Comentarios