miércoles 25/5/22

La Virgen bajo la catedral efímera con la que los almonteños engalanan el paseo junto a la iglesia. (Julián Pérez) La Virgen bajo la catedral efímera con la que los almonteños engalanan el paseo junto a la iglesia. (Julián Pérez)

(Texto: HuelvaYa.es. Fotos: Julián Pérez) Un minuto después de las nueve menos cuarto de este domingo (hora española) los almonteños sentían la llamada de la Virgen del Rocío y se dispusieron a iniciar la procesión extraordinaria, denominada Función de Iglesia, con la que cada siete años el pueblo onubense y andaluz de Almonte acoge a su señora por las principales calles de la localidad.

En total, han sido casi 12 horas intensas, llenas de emoción, fervor y el amor inmenso que el pueblo de Almonte siente por su patrona. Además ha habido pesar y solidaridad con las familias del padre y la niña brutalmente asesinados hace tan sólo una jornadas. Dos lazos, uno blanco y otro negro, han sido colocados en el varal delantero derecho en su recuerdo.

Los disparos de los trabucos han retumbado durante toda la jornada. (Julián Pérez) Los disparos de los trabucos han retumbado durante toda la jornada. (Julián Pérez)

Almonte ha acogido en sus calles a la Blanca Paloma y también a un inmenso río de visitantes (unas 250.000 personas) que han querido también acercarse a la localidad para estar lo más cerca posible de la Virgen en un acontecimiento que se repite cada siete años.

Los disparos con los trabucos han sido salvas constantes que han repicado en el cielo como lo han hecho las campanas. Almonte ha vivido cada instante como si fuera el último, como si siete años fueran una eternidad.

Una paloma blanca vuela junta a la Virgen, que porta un lazo blanco y otro negro en el varal delantero derecho. (Julián Pérez) Una paloma blanca vuela junta a la Virgen, que porta un lazo blanco y otro negro en el varal delantero derecho. (Julián Pérez)

La imagen ha sido mecida, piropeada, besada, tocada, aclamada con la pasión de lo que se siente efímero e irrepetible. Y así ha sido durante las doce horas de una procesión que, aún siendo larga, se acaba haciendo corta.

El próximo fin de semana tendrá lugar uno de los momentos más emotivos e intensos para el pueblo de Almonte, cuando despidan a la Blanca Paloma camino de la aldea del Rocío para la romería de este año. Después vendrán siete años de espera y en el 2020 regresará de nuevo la Señora para estar en su pueblo, con su gente.

Fervor, pasión y amor por la Señora en las calles almonteñas. (Julián Pérez) Fervor, pasión y amor por la Señora en las calles almonteñas. (Julián Pérez)

Rocío por Almonte el próximo domingo 12 de mayo, coincidiendo con la Ida hacia El Rocío, punto final de su estancia de nueve meses en la localidad. Asistieron al estreno del alumbrado el alcalde, José Antonio Domínguez Iglesias, acompañado por el presidente de la Hermandad Matriz, Juan Ignacio Reales, miembros del equipo de gobierno y de la junta de gobierno de la Hermandad, los sacerdotes titulares de la Parroquia, José García y Francisco Javier Real, y decenas de ciudadanos.

A lo largo del recorrido, los vecinos encargados de decorar con flores, arcos y templetes el tramo que separa la Plaza Virgen del Rocío y la senda de arena que conduce hasta el Santuario -calles Venida de la Virgen, Plaza de Andalucía, Altozano, Chaparral, Feria, Marmoleja y Camino de Los Llanos- propiciaron momentos de convivencia en los que compartieron con los representantes institucionales los meses de preparativos que han permitido que todo esté listo a más de una semana de la última procesión por la localidad.

Curas al hombro, vivas y plegarias a la Virgen en un Almonte que no vivirá este día otra vez hasta dentro de siete años. (Julián Pérez) Curas al hombro, vivas y plegarias a la Virgen en un Almonte que no vivirá este día otra vez hasta dentro de siete años. (Julián Pérez)

Los exornos son idénticos a los que se estrenaron para Venida de la Virgen en agosto del pasado año, si bien vuelven a lucir en toda su blancura y esplendor. Acompañarán el paso de la Reina de las Marismas ataviada con sus galas de Pastora. La inauguración se ha producido una semana después de la que tuvo como protagonista la catedral gótica instalada en el Paseo y el recorrido tradicional que sirve para la procesión extraordinaria de este domingo, que realiza vestida de Reina y en el paso de plata empleado anualmente para la Romería del Rocío.

El alcalde ha agradecido a los vecinos “el esfuerzo y la ilusión puestas de nuevo de manifiesto en estos preparativos, que hacen con tanta ilusión pensando en su Patrona”. Del mismo modo, dirigió una invitación a todos los rocieros para que disfruten de estos trabajos que pueden contemplarse solo de siete en siete años, y que comprenden las calles del recorrido tradicional de este domingo -conocido en la localidad como “Función de Iglesia”-, y el que conducirá de nuevo a la Virgen del Rocío hasta la aldea. Por último, se ha congratulado porque se hayan cumplido los plazos para que todo esté listo, “algo que ha sido posible gracias a la implicación de cientos de ciudadanos y su Ayuntamiento”.

Pasión desbordada por la Virgen del Rocío
Comentarios