viernes. 07.10.2022

Una reclamación por Internet exige al festival Sandance, celebrado el pasado 31 de diciembre, una disculpa y un reembolso por completo del dinero pagado por las entradas, ya que un grupo de amigos no pudieron llegar a la fiesta de Año de Nuevo debido al caos del tráfico y al desglose logístico.

La petición, realizada por Gaurav M, narra los horrores que él y sus tres amigos sufrieron esa noche, cuando las multitudes enviadas a la Universidad Americana de Dubai tuvieron que recoger las pulseras y montar en los autobuses de traslado hasta la playa del Sandance Atlantis, en la Palmera de Jumeirah.

La petición dice lo siguiente: “La multitud estaba descontrolada, no se cabía. Los de seguridad parecían haber renunciado a controlar la multitud y la gente estaba empujando todo el rato”, según informa una noticia del diario Emirates 24/7.

“Había gente aplastada y sin nadie que los ayudase. Alrededor de las 20:15 horas la gente trató de saltar la valla, mientras que los de seguridad hacían la vista gorda ante lo que estaba ocurriendo”.

Cerca de 150 personas han apoyado la petición, mientras que la página de Facebook 'NYE Scamdance' tiene cerca de 400 me gusta.

Informes y vídeos de peleas, una mujer golpeada y otros actos violentos han estado circulando a través de las redes sociales y la propia página del evento en Facebook. Otros han publicado una queja oficial en la página de la sección de Asuntos del Consumidor del Departamento de Desarrollo Económico, exigiendo un reembolso completo por las entradas, que cuestan alrededor de 450 dírhams, 600 dírhams para VIPs y reservados que van desde los 4.500 dírhams hasta los 50.000.

Debido a las restricciones de tráfico que la Palmera de Jumeirah impuso la noche del 31 de diciembre, los organizadores habían informado que alrededor de 17.000 personas llegarían al lugar de celebración a través de 70 autobuses de dos pisos, que partirían de la Universidad Americana entre las 17:00 y las 21:00 horas.

Un carril especial de autobuses para el festival Sandance también se anunció, aunque nunca llegó a materializarse.

A medida que la noche avanzaba, la multitud que se encontraba en la universidad, fue atrapada con barreras y todo el mundo comenzó a empujar; había disturbios y estampidas hacia los autobuses que debían llevar hasta la fiesta.

Mientras tanto, el tráfico en La Palmera continuaba aumentando con coches y autobuses estancados durante horas en el tronco, lo que obligó a muchos a abandonar los autobuses y caminar hasta 5 kilómetros al lugar, después de que muchos reportaran estar atrapados en el embotellamiento casi tres horas.

Pero el drama estaba lejos de terminar .

Los que alcanzaron llegar al túnel antes del Hotel Atlantis se encontraron por el camino a la Policía de Dubai. Muchos de los que habían pagado dinero por asistir a la fiesta de Año Nuevo, que contaba con la participación de Paul Oakenfold, Axwell y Emelie Sande, fueron obligados a regresar sin ni siquiera asistir a la fiesta.

Los organizadores de Sandance publicaron un comunicado oficial en su página web, diciendo que estaban “muy arrepentidos” por el giro de los acontecimientos. “Lamentamos sinceramente que después de meses de preparación con las autoridades locales, algunos de nuestros invitados no hayan podido asistir a Sandance por los importantes retrasos del tráfico”.

“Lamentamos que muchas personas no hayan podido disfrutar del festival como estaba previsto y proporcionaremos una solución para los clientes que se vieron afectados en las próximas 48 horas”.

Mientras tanto, los que pudieron asistir al evento han publicado que “disfrutaron del aplastamiento” y que “la música fue fabulosa como siempre”, pero se quejaron de que debido a la falta de taxis, muchos se vieron obligados a caminar a casa a las 4:00 horas o pagar mayores tarifas por los taxis.

Exigen la devolución del dinero al festival Sandance
Comentarios