sábado. 13.04.2024

Un residente de Dubai y su esposa, ambos indios, fueron acusados ​​en un tribunal de Dubai por agredir físicamente a la madre del hombre y causarle la muerte sin intención.

El Tribunal de Primera Instancia juzgó al joven de 29 años y su esposa de 28 años por torturar a la anciana repetidamente, causándole fracturas de huesos y costillas, sangrado interno y quemaduras graves. Incluso le cortaron el iris del ojo derecho y parte de su otro ojo. Ambos negaron el cargo. 

La víctima recibió horribles torturas desde julio de 2018 hasta octubre de ese mismo año. Un caso se interpuso en la comisaría de policía de Al Qusais. La denuncia fue cumplimentada por la vecina de la pareja, que es una empleada del hospital.

La testigo india de 54 años relató cómo la denunciada la visitó en su apartamento en el mismo edificio. "Estaba abrazando a su hija. Afirmó que su suegra había venido de la India, pero no cuidaba adecuadamente a la niña que a menudo enfermaba mientras estaba a su cargo. Quería que yo cuidara de su hija, hasta que ella volviera del trabajo".

Unos tres días después, la testigo vio a una anciana acostada en el balcón de sus vecinos. "Esa mujer estaba casi desnuda con aparentes marcas de quemaduras en su cuerpo. Informé al guardia de seguridad".

La vecina entonces llamó a la puerta de la pareja. "Encontré a su madre en el piso. Su ropa estaba pegada a su cuerpo y obviamente ella estaba en una condición crítica y necesitaba tratamiento médico urgente. Llamé a la ambulancia".

La testigo recordó cómo la madre lloró y gritó de dolor cuando los paramédicos intentaron trasladarla debido a las quemaduras que tenía. "El acusado que estaba en el apartamento y no quería ir con su madre al hospital, fue con ella después de que los paramédicos insistieron y lo convencieron". Un paramédico filipino, de 36 años, recordó cómo encontró a la víctima en muy mal estado en el apartamento de su hijo. "Ella tenía un dolor terrible. Sus manos y piernas estaban hinchadas y sus piernas tenían marcas de quemaduras. Su hijo afirmó que ella se había echado agua caliente cuando le preguntamos sobre la causa de las quemaduras. Mientras respondía estaba alejado de ella, aparentemente indiferente ante su condición".

El paramédico agregó que el hijo no ayudó a llevar a su madre a la ambulancia, mientras que los vecinos, que estaban alrededor, intervinieron para ayudar.

El médico forense declaró al fiscal que la madre pesaba solo 29 kilos al momento de su muerte. "Fue torturada repetidamente durante un corto período de tiempo. Las quemaduras cubrieron el 10 por ciento de su cuerpo. Las fracturas de huesos y costillas, hemorragias internas, golpes con diferentes herramientas, quemaduras, negligencia y hambre llevaron a la víctima al deterioro de su estado de salud" .

Un certificado del hospital mostró que la madre murió el 31 de octubre de 2018. El juicio continuará el 3 de julio.

Acusado en Dubai de torturar a su madre hasta la muerte
Comentarios