jueves. 25.04.2024

La bailaora de flamenco Amalia Megías ha dejado muestra de su arte en Malecón, establecimiento latino situado en el hotel Dubai Marine de Jumeirah, donde, acompañada de siete de las alumnas de su escuela, protagonizó una exhibición que levantó pasiones. El restaurante puso de esta forma una brillante clausura a la temporada de ‘La Noche Española’. Y la mejor prueba del éxito es que todos quienes presenciaron el espectáculo se quedaron con ganas de más.

Amalia, que comenzó a bailar a los 3 años, cuenta en plena juventud con una gran madurez artística y se ha convertido en todo un referente del arte flamenco en Emiratos Árabes y en los países de la región. Y es que la carrera de Amalia Megías es una historia de superación. Llegó a Dubai en febrero de 2013 con un billete de ida y vuelta y decidió quedarse tras comprobar que con disciplina y esfuerzo la respuesta de los nacionales era muy positiva y alentadora.

Han sido muchos los kilómetros transitados por la artista en su propio coche y arrastrando la maleta con sus cada vez más numerosos trajes de faralaes. “No sé la de veces que me recorro al cabo del día la E 11″, comentó Amalia a EL CORREO el año pasado haciendo referencia a la principal autopista de Dubai.

Ahora el trabajo, el empeño y el sacrificio están dando sus frutos. Este año Amalia ha conseguido hacer realidad uno de sus grandes sueños: crear su propia escuela en Emiratos Árabes, que se encuentra sustentada en su gran experiencia. De hecho, lleva enseñando flamenco desde que terminó el Conservatorio Profesional de Danza. Y para ella es hoy un “honor” ver a sus alumnos “salir de clase entusiasmados y con ganas de estudiar la coreografía para la semana siguiente”.

Su meta es a día de hoy seguir creciendo. “De cara al futuro quiero continuar mostrando y enseñando flamenco con un nivel profesional, pero a la vez con la mayor pureza, elegancia y humildad posible”, señaló.

Amalia apareció en la noche de este viernes espléndida, con moño bajo en el pelo, mantoncillo, flor y pendientes rojo España y comenzó su actuación con una rumba flamenca de Rosario Flores acompañada en el escenario por las alumnas de su escuela, que se movieron con genial estilo sobre la tarima de Malecón.

A la rumba siguió una demostración de baile por sevillanas de dos de las alumnas que, muy sonrientes y bien acompasadas en todos los movimientos, hicieron las delicias del público que llenaba la sala. Unas trescientas personas abarrotaron el local y lo inundaron con aplausos y vítores.

El broche final al espectáculo lo puso Amalia con un baile magistral en solitario, lleno de sentimiento y cuya coreografía firmó ella misma. ‘Sobreviviré’, en la versión del cantaor Pitingo, fue la canción elegida para, con mantón de Manila en mano, desplegar el arte que atesora y que en esta ocasión lo derrochó sobre la pista.

El entregado público se encontraba formado por representantes de un buen número de países hispanos y latinos, entre ellos españoles, cubanos, venezolanos, colombianos, mexicanos y también portugueses y brasileños. Es decir, que no faltó casi nadie a la cita con el baile de Amalia Megías.

Al final de la actuación Amalia resaltó en declaraciones a EL CORREO que la elección de la canción ‘Sobreviviré’ como pieza principal de su espectáculo se debe a que se siente plenamente identificada con el tema ya que resume la historia desde que aterrizó en Dubai hace más de dos años hasta hoy: una aventura de supervivencia, superación y éxito.

La joven artista también quiso agradecer a su amiga Marta González el apoyo que siempre le ha prestado en todos sus proyectos.

Amalia Megías inunda con su arte el Malecón de Dubai
Comentarios