miércoles. 28.09.2022

El Aston Martin DB5 de James Bond que fue robado, visto en Oriente Medio

Los investigadores no han podido decir exactamente dónde se vio el coche
Una imagen del coche clásico antes de su robo en Florida. (Fuente externa)
Una imagen del coche clásico antes de su robo en Florida. (Fuente externa)

Los fanáticos del cine quedaron conmocionados después de que el Aston Martin DB5 robado de Goldfinger fuera visto en Oriente Medio. El coche clásico, conducido por Sean Connery en la película de 1964, desapareció tras un atraco en Florida hace casi un cuarto de siglo y se estima que ahora vale unos 25 millones de dólares.

Los investigadores no han podido decir exactamente dónde se vio el automóvil, pero Dubai, Arabia Saudita, Kuwait y Bahréin son zonas de especial interés.

"Hay grandes coleccionistas de coches clásicos en esos países y tengo inteligencia de que el vehículo podría estar en uno de esos países e incluso puede haber viajado entre ellos", dijo Christopher Marinello, director ejecutivo de Art Recovery International, al Daily Telegraph del Reino Unido.

“Tengo la esperanza de que el poseedor se presente voluntariamente antes de que tenga que hacer un anuncio. Es mi política dar a los poseedores de objetos robados y saqueados todas las oportunidades para devolverlos. No creo que el poseedor actual supiera que el coche fue robado cuando lo adquirió. Ahora que lo sabe, creo que debería hacer todo lo posible para tener una discusión confidencial discreta".

El automóvil desapareció de un hangar de aviones en el aeropuerto de Boca Raton en Florida perteneciente al coleccionista de automóviles y empresario Anthony Pugliese en junio de 1997. Se detalló que el vehículo fue levantado por sus ejes antes de ser transportado en un avión de carga, un atrevido atraco que sin duda conmocionó al equipo de seguridad de la instalación. El misterio rodeó el paradero del coche desde entonces, pero un testigo presencial les dio a los investigadores un indicio de que había sido visto en Oriente Medio, donde está siendo utilizado a título privado. Se piensa que el número de serie coincide con el del automóvil original, comprado por Pugliese por 275.000 dólares en una subasta de Sotheby's en Nueva York en 1997.

“Solo puede lucirlo de forma muy limitada. No puede viajar fuera de su ubicación actual o exhibirse en un museo, así que ¿por qué no acercarse y resolver esto?", preguntó Marinello.

“Creemos que se han callado y están siendo cautelosos y no lo están exhibiendo. Fue en un entorno privado donde se vio el coche. Ese es el riesgo que corres, no puedes mostrarlo públicamente porque nunca sabes quién se presentará”. Agregó que confiaba en que el coche sería localizado más temprano que tarde.

“Estoy recibiendo un apoyo increíble de investigadores, fuerzas del orden y diplomáticos de todo el mundo que recuerdan la película, aman el coche y quieren ayudar”, dijo. “Nos estamos acercando más y más. Estoy esperando a que suene mi teléfono".

El Aston Martin DB5 de James Bond que fue robado, visto en Oriente Medio
Comentarios