sábado. 22.06.2024

El flamante avión más grande del mundo, el dirigible Airlander 10, ha sufrido daños al estrellarse contra el suelo durante su segundo vuelo de prueba este miércoles en Bedfordshire (Inglaterra).

Según explicó el fabricante, Hybrid Air Vehicles, el aparato, que es más grande que seis autobuses de dos pisos, sufrió como resultado de la caída daños en la cabina, aunque la tripulación y el personal de tierra están a salvo y en buen estado tras el incidente.

De acuerdo con el comunicado, el Airlander experimentó un "aterrizaje violento" que provocó que la parte delantera de la cabina de vuelo sufriera algunos daños que se están evaluando.

El aparato fue sujeto a sus amarres en tierra con normalidad, según se puede ver en el vídeo, el cual ha sido divulgado por la propia compañía en YouTube.

La empresa ha explicado que investigará las razones del incidente, aunque ha negado en su cuenta de Twitter informaciones de la BBC de que había chocado contra un cable telefónico.

El aparato, que mide 93 metros de largo, 43,5 de envergadura y 26 de altura realizó su primer vuelo de prueba con éxito hace apenas una semana.

Una vez cumpla las pruebas, Hybrid Air Vehicles espera que el gigante de helio sea capaz de permanecer en el aire durante un máximo de dos semanas. Los clientes potenciales, puede transportar 48 pasajeros, podrán ser tanto de transporte, como de ocio, vigilancia o comunicaciones.

El Airlander puede despegar y aterrizar verticalmente, lo que significa que no necesita una pista de asfalto. Se puede operar desde campos abiertos, desiertos y agua helada.

El avión más grande del mundo se estrella en su segundo vuelo