miércoles. 22.05.2024

El Tribunal de Apelación de Dubai confirmó un veredicto emitido por el de Primera Instancia que condenaba a una banda de seis asiáticos a tres años de prisión seguidos de la deportación y a una multa de 18.000 dirhams por hacerse pasar por policías y robar dinero y teléfonos móviles a otras personas tras agredirlas y encerrarlas en un apartamento.

El caso se remonta a septiembre del año pasado, cuando varias personas de la zona de Naif denunciaron a la policía que habían sido agredidas y robadas. Una de las víctimas afirmó que fue sorprendido por unas personas irrumpiendo en su casa donde vivía con otras personas.

La banda pidió a todos los que estaban en la vivienda que presentaran sus documentos de identidad después de decirles que eran policías y alegar que el apartamento estaba siendo utilizado como casa de drogas.

Después de registrar el apartamento, la banda agredió a los inquilinos y pidió que dejaran todo el dinero y los teléfonos móviles que tenían y entraran en una habitación, al poco tiempo huyeron.

Un policía afirmó durante los interrogatorios que un equipo de detectives logró identificar y arrestar a los acusados ​​cerca de la escena del delito. Los imputados admitieron que irrumpieron en el apartamento y robaron el dinero y los teléfonos móviles de quienes se encontraban en su interior.

Un miembro de la banda afirmó haber participado en el robo después de que otro le pidiera ayuda para recuperar 5.000 dirhams que quería transferir a su país pero el propietario del apartamento se quedó con el dinero. Añadió que todos en el apartamento solían transferir dinero a su tierra natal de forma ilegal.

Una banda, encarcelada en Dubai tras hacerse pasar por policías para robar