martes 25/1/22

Una banda de servicios de masajes, detenida en una redada policial de Dubai

La policía rescató al británico que fue encontrado encerrado en el baño del apartamento
Una imagen de la entrada principal de la comisaría de Al Barsha.
Una imagen de la entrada principal de la comisaría de Al Barsha.

Dos mujeres y tres hombres, todos africanos, han sido condenados cada uno a tres años de prisión después de ser declarados culpables de encerrar a un hombre en un apartamento y robarle el dinero en efectivo.

Los cinco acusados ​​serán deportados al final de sus penas de cárcel y después de pagar una multa de 6.800 dirhams cada uno, dictaminó el Tribunal de Primera Instancia de Dubai.

El caso se remonta al 7 de noviembre del año pasado, cuando una mujer murió tras caer de un balcón mientras intentaba escapar de una redada policial. Ella era miembro de la banda que retuvo ilegalmente al denunciante en un apartamento de hotel.

El grupo, cuyos miembros tienen entre 22 y 37 años, atrajo a un hombre británico a la unidad ofreciendo masajes a través de una cuenta falsa de una mujer en las redes sociales.

Reservaron un apartamento de hotel y cuando el hombre llegó al lugar, lo acorralaron, lo ataron y tomaron sus pertenencias. Le robaron 1.800 dirhams en efectivo y teléfonos móviles.

Un sargento de policía declaró que él y un colega estaban en una patrulla de rutina en Al Barsha cuando vieron coches de policía y dos ambulancias en un edificio. "Nos enteramos de un asalto a oficiales de policía y un incidente en el que una mujer se cayó de un edificio. Subimos las escaleras y hablamos con un oficial, que entonces sostenía una bolsa de hielo en su cara".

El oficial que ya se encontraba en el lugar había respondido a una llamada realizada por un indio. Este último había visto un anuncio en el teléfono móvil de su amigo, que ofrecía servicios de masajes. Rápidamente reconoció el número de teléfono como el mismo del que le llamaron los que le robaron.

El indio, que entonces no denunció el incidente, decidió llamar a la policía para ayudar a su amigo y los condujo hasta el apartamento del grupo.

El sargento, que fue agredido, le dijo al investigador: "Fuimos a revisar el lugar después de la llamada. Hicimos que un guardia de seguridad tocara el timbre. El testigo indio identificó al sospechoso que abrió la puerta como miembro del grupo que anteriormente le robó en Al Rafaa. "El sospechoso nos agredió mientras se resistía al arresto. Me dio un puñetazo en el ojo derecho. Otros sospechosos intentaron huir pero una de ellos cayó y murió. Sus cómplices fueron encontrados escondidos en el balcón de otro piso y fueron capturados".

La policía rescató al británico que fue encontrado encerrado en el baño del apartamento.

Otro acusado sufrió fracturas importantes y pidió ayuda porque ya no podía soportar el dolor. Fue encontrado escondido en el sótano unas horas después.

La sentencia puede ser apelada.

Una banda de servicios de masajes, detenida en una redada policial de Dubai
Comentarios