lunes 17/1/22

La boda de 100 millones de dólares de la hija del hombre más rico de India

La familia vive en Bombay en la que se considera la casa más lujosa del mundo
Los novios durante el enlace. (Instagram)
Los novios durante el enlace. (Instagram)

Isha Ambani de 27 años es la única hija del hombre más rico de la India, Mukesh Ambani, que esté miércoles se ha casado por todo lo alto con el magnate de negocios Ajay Piramal de 33 años, el hijo de Anand Piramal, otra de las personalidades con más patrimonio del país. Una celebración que ha creado una gran expectación debido a las astronómicas cifras del enlace que se barajan entre las que se estima que la boda costará unos 100 millones de dólares.

El pasado sábado 8 de diciembre, el aeropuerto Chhatrapati Shivaji Maharaj de Bombay, la ciudad más poblada de la India, alcanzó su récord histórico de tráfico con 1.004 vuelos, entre ellos: 59 jets privados no programados y 8 vuelos charters. Récord que según explicaron los medios de comunicación indios estaba relacionado con la llegada de los primeros invitados.

En las celebraciones previas a la boda, se ha contado incluso con la actuación de Beyoncé, concierto del que no se ha podido conocer el precio pero que tampoco quisieron perderse grandes personalidades como la ex primera dama de Estados Unidos Hillary Clinton o los recién casados Nick Jonas y Priyanka Chopra.

Mukesh Ambani, padre de la novia, es el presidente del conglomerado indio Reliance Industries y posee una fortuna valorada en casi 36.000 millones de euros, según la revista Forbes. Cifra que lo sitúa en el primer puesto entre los ricos de India y en el 19 de los más rico del mundo.

Isha sigue los pasos de su padre. Se graduó con honores en psicología en la Universidad de Yale y ya forma parte del consejo directivo de Reliance. La heredera se comprometió con Piramal en septiembre, en una ceremonia celebrada en el Lago di Como, en Italia.

La familia vive en Bombay en la que se considera la casa más lujosa del mundo, un edificio de 27 plantas situado en un terreno de 37.000 metros cuadrados, valorada en 1.000 millones de dólares. Al edificio de tales dimensiones no le falta detalle y cuenta con varios helipuertos, salón de baile e incluso una habitación de nieve. Estos días, ha sido decorado con miles de flores rojas y distintos adornos para recibir a los cientos de invitados que van llegando al evento.

Según informan distintos medios internacionales, Ambanis habría contratado más de 100 vuelos charter para llevar a los pasajeros invitados al enlace. La boda se celebró en Bombay este miércoles, pero las festividades comenzaron hace semanas.

Todo un derroche de riqueza y dinero en el que el magnate también ha querido ser agradecido con la población de dicha localidad donando tres comidas al día a unas 5.100 personas durante cuatro días. La propia Isha Ambani y sus familiares sirvieron algunas de esas comidas como ha compartido la novia en sus redes sociales.

Si bien es típico que los novios de la India lleguen a su boda a caballo, Piramal se presentó en la residencia Ambani con estilo, llegando en un Rolls Royce, según informa la agencia de noticias AP, mientras tocaban las bandas de música.

La boda de 100 millones de dólares de la hija del hombre más rico de India
Comentarios