miércoles. 10.08.2022

Un cadáver permanece en una morgue de EAU por no poder la familia pagar la expatriación

La hermana de la víctima lamenta que las reclamaciones del seguro tardarán mucho tiempo
El hospital Al Qasimi de Sharjah. (Google Maps)
La mujer se recupera de sus heridas en el hospital Al Qasimi de Sharjah. (Google Maps)

Más de 25 días después de que una joven ugandesa muriera tras un atropello en Sharjah su cuerpo todavía está en una morgue de un hospital ya que su familia no puede permitirse el lujo de llevarlo de regreso a casa en Naguru, Uganda. 

La hermana menor de la víctima ha acudido de un departamento del gobierno a otro en busca de ayuda para la repatriación de los restos de su hermana.

"Tengo los documentos para trasladar su cuerpo a casa, pero no puedo costearlo. La familia para la que trabajó no está dispuesta a ayudar, y las reclamaciones del seguro tardarán varios meses, si no años. No puedo esperar tanto". declaró al diario Khaleej Times Olivia, una joven de 29 años que trabaja como limpiadora escolar en Ajman.

El cuerpo de la víctima se encuentra actualmente en una morgue en el Hospital Al Qasimi en Sharjah. Olivia dijo que recibió el "mayor shock de su vida" cuando la policía de Sharjah le informó que Mariam, de 32 años, murió en un accidente en la calle Al Ittihad el 29 de diciembre de 2018. 

La policía detalló que "el conductor que causó el accidente fue arrestado y el caso fue remitido a la fiscalía de tráfico".

Según un informe médico del hospital Al Qasimi, Mariam sufrió una hemorragia interna grave y múltiples heridas tras el impacto en todo el cuerpo. 

La fallecida dejó a sus seis hijos con su hermana menor en Uganda para trabajar como empleada doméstica en Sharjah. "Ella comenzó a trabajar como empleada doméstica en marzo de 2018 y dejó el trabajo en octubre. Después de eso, buscaba otro empleo", comentó su hermana. 

"Los niños (de 13, 11, nueve, siete, cinco y tres años) están en casa con nuestra hermana Sauda, ya que su padre murió hace unos años. Ahora, los niños quedan huérfanos", lamentó.

"Después del accidente, durante dos días, no supe lo que le sucedió. Seguí llamándola por teléfono y nadie atendía. El 1 de enero, me informaron que había muerto en un accidente. Fue una muerte instantánea. Ni siquiera pude decirle adiós", concluyó. 

Un cadáver permanece en una morgue de EAU por no poder la familia pagar la expatriación
Comentarios