martes 18/1/22

Cadena perpetua por asesinar a su recién nacida en Abu Dhabi

Los fiscales argumentaron que la mujer debía haber planeado matar a su bebé porque no quería perder su trabajo
El Tribunal Supremo Federal en Abu Dhabi.
El Tribunal Supremo Federal en Abu Dhabi.

Una madre ha apelado su condena a cadena perpetua por el asesinato de su bebé recién nacido en Emiratos Árabes Unidos. La mujer había golpeado a su bebé recién nacido en un piso del baño porque temía perder su trabajo si su empleador se enteraba de que estaba embarazada.

Documentos oficiales del Tribunal explicaron que la mujer indonesia vino a Emiratos Árabes Unidos en octubre de 2014 para trabajar en una compañía privada en Abu Dhabi. Al mes de llegar, la mujer - que estaba casada - se dio cuenta de que estaba embarazada. La indonesia mantuvo en secreto su embarazo y no se lo contó a nadie en el trabajo ni a sus compañeras de habitación en su alojamiento en Abu Dhabi. Cuando se puso de parto dio a luz sola en el baño de su alojamiento.

Los oficiales dijeron que una de los compañeras de habitación de la mujer informó a sus jefes después de que descubrió que la mujer había dada a luz a un bebé en su cuarto de baño. Telefonearon a una ambulancia que llevó a la mujer y a su bebé al hospital. Los médicos examinaron al bebé y confirmaron su fallecimiento.

Las investigaciones de la policía y los fiscales revelaron que después de dar a luz a la niña, la mujer la golpeó en el suelo antes de estrangularla hasta la muerte. Un informe forense dijo que el bebé tenía marcas de estrangulación en el cuello y moretones en la cabeza y el cuerpo indicaba que la niña fue golpeada contra el suelo lo que causó su muerte.

Los fiscales acusaron a la mujer de adulterio y de matar a su propio bebé. El Tribunal Penal de Primera Instancia de Abu Dhabi había sentenciado a la indonesia a cadena perpetua tras ser declarada culpable de asesinato. Sin embargo, la mujer impugnó la sentencia diciendo que fue condenada injustamente. Declaró en el Tribunal de Apelación de Abu Dhabi este jueves que ella está casada y que había concebido al bebé en Indonesia.

"Cuando sentí los dolores de parto, me precipité al baño y parí al bebé sola porque no había nadie en la habitación para ayudarme", dijo la mujer."Llevé al bebé al hospital pero murió en el camino, no maté a mi hijo". La indonesia insistió en que los moretones en la cabeza del bebé se debían al impacto de la caída del niño en el suelo tras el parto, ya que nadie estaba allí para ayudarla. "Nunca golpeé a mi bebé, ella cayó, nunca quise hacerle daño", señaló.

Agregó que las marcas encontradas en el cuello de la niña eran del cordón umbilical que estaba envuelto alrededor del cuello mientras daba a luz. "Mi hija era fruto de una relación legítima y yo no quería matarla", agregó.

Sin embargo, la acusada no explicó al juez por qué había decidido dar a luz al bebé en casa y por sí misma.

Los fiscales habían argumentado que la mujer debía haber planeado matar a su bebé, por lo tanto, mantener su embarazo en secreto porque no quería perder su trabajo en la empresa privada.

El juicio se suspendió hasta el 24 de septiembre.

Cadena perpetua por asesinar a su recién nacida en Abu Dhabi
Comentarios