jueves. 25.07.2024

Un padre australiano fue llevado ante el Tribunal de Dubai tras no denunciar a su hijo, acusado de asesinato, ante las autoridades pertinentes. Según los fiscales, el hombre sabía que su hijo "mató a su amiga" el 6 de octubre de 2022. El incidente ha sido remitido al Tribunal Penal de Dubai.

El 7 de octubre, una amiga de su hijo, que desconocía el asesinato, llegó a la escena del crimen para ver cómo estaba la víctima. Ella declaró a los fiscales que se reunió con el acusado, quien le informó que tuvo una discusión con su amiga, la víctima, y ​​le pidió que visitara el apartamento para ver cómo estaba.

Cuando la mujer entró al apartamento en JBR Walk, encontró el cuerpo sin vida de la víctima y llamó a la policía a las 11.52 horas para alertar del suceso.

Las investigaciones condujeron al arresto del presunto asesino en Sharjah y otras investigaciones revelaron que su padre, a pesar de saber sobre el crimen, no lo denunció a las autoridades. El padre también conocía que su otro hijo, residente en Australia, había reservado una habitación de hotel en Sharjah y un billete de avión para el hijo acusado.

Durante el interrogatorio, el padre dijo que lo llamaron al apartamento sin saber nada del asesinato. Relató cómo llegó a la casa y vio el cuerpo de la víctima cubierto con sábanas y el piso manchado de sangre. Al preguntarle a su hijo sobre el incidente, el acusado comenzó a actuar de manera extraña y trató de silenciar a su padre amordazándolo.

El padre ha negado la acusación de no denunciar el delito a las autoridades y afirmó que estaba en estado de shock y aterrorizado por su hijo, lo que le impidió denunciar el delito.

El tribunal, haciendo referencia al artículo 323 del Código Penal, reconoce que la falta de denuncia puede ser castigada con una pena de prisión de hasta un año o una multa. Sin embargo, la ley permite una mayor indulgencia si la persona que no denuncia un delito es un pariente cercano del autor.

Dada la relación del hombre con el acusado y su avanzada edad, el tribunal ejerció su poder discrecional conforme al artículo 323 para eximirlo del castigo. El tribunal concluyó que si bien el hombre tenía conocimiento jurídico del delito y no lo denunció, su condición de padre del acusado y su avanzada edad justificaban la aplicación de la indulgencia.

Comparece ante el tribunal tras ayudar a su hijo acusado de asesinato a huir de Dubai