domingo. 14.07.2024

Un trabajador agrícola, que mató a su primo porque la víctima le exigió que pagara 400 dirhams que le debía, fue condenado a muerte.  

El Tribunal de Casación de Abu Dhabi confirmó los fallos de los tribunales inferiores que declararon al hombre asiático culpable de asesinato premeditado. 

Los documentos del tribunal mostraron que el hombre tuvo una acalorada discusión con su primo sobre la deuda de 400 dirhams. La víctima, que trabajaba en otra granja vecina, le pedía que le devolviera el dinero. Ambos trabajaban como pastores en una finca en Abu Dhabi. 

La noche de la discusión, el acusado fue a la habitación de la víctima con un hacha y otro objeto duro.

"El acusado usó las herramientas para golpear a su primo en la cabeza y en el cuello varias veces, lo que causó su muerte", informaron los fiscales.

Después de llevar a cabo el ataque, el acusado quitó la ropa de la víctima, ató una cuerda alrededor de su pierna y arrastró el cuerpo a una zona de la granja, donde cavó un agujero poco profundo y lo enterró.

Además de enterrar el cuerpo de su primo en la arena para encubrir el asesinato, robó el teléfono de la víctima y lo escondió en su habitación, según las investigaciones de la policía.

Al conocer la desaparición de la víctima, su jefe pidió a los otros trabajadores que lo buscaran. Uno de ellos olió la descomposición del cadáver y descubrió el cuerpo enterrado en la granja cercana.

El asiático admitió tanto a la policía como a los fiscales que él llevó a cabo el asesinato. Tanto el Tribunal Penal de Primera Instancia como el Tribunal de Apelaciones lo condenaron a muerte, luego de que la familia de la víctima se negara a perdonarlo a cambio de dinero de sangre. El acusado impugnó la sentencia en el tribunal superior de Abu Dhabi, que mantuvo la pena de muerte.

La sentencia máxima se ejecuta solo después de la aprobación del presidente de EAU.

Condenado a pena de muerte en EAU por matar a su primo por 400 dirhams