miércoles. 12.06.2024

Colombia ha confiscado una carga de 70 vacunas fraudulentas contra Covid-19 que una mujer china pretendía entrar en el país sin ningún tipo de registro, por lo que se consideran que son contrabando.

Las autoridades señalaron que una pasajera procedente de Emiratos Árabes Unidos llegó al aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá el pasado 13 de febrero. 

El Ministerio de Salud informó que se trataba de las vacunas contra el covid-19 SARS-CoV-2 Vaccine, Inactivated (Vero Cell), fabricadas en Pekín, China, por IMBCAMS.

Según Minsalud, los productos volaron al país con rotulado en idioma extranjero, las cantidades manifestadas en el empaque era de 100 vacunas, pero cuando se revisó se hallaron solo 70 ampollas. 

También se constató que el número de lote de la lista de empaque no coincide el rotulado de las cajas inspeccionadas. 

En Colombia se han extremado las medidas por la alerta a nivel mundial por el contrabando de vacunas. De hecho, en China ya han sido capturadas 80 personas por estar ejerciendo esta actividad ilegal.

En ese contexto, el Ministerio de Salud colombiano informó que, según la normativa, es esta misma entidad la única encargada de importar vacunas contra Covid-19 y este organismo será el que determine el momento cuando personas jurídicas y privadas puedan importar, comercializar y aplicar estas vacunas. 

Además, estas vacunas no conservaron la cadena de frío que se requería, por lo que el Invima está a cargo del tema, informaron desde la Dian.

La Policía Nacional aclaró que las dosis no contaban con los documentos sanitarios requeridos y estaban guardadas en un refrigerador médico portátil de la marca Nomad. 

La pasajera no recibió ninguna sanción penal, pero sí de carácter administrativo por la presunta conducta de haber portado mercancía de prohibida importancia y que tampoco cumple registro sanitarios permitidos para su ingreso.

El pasado 30 de enero se conoció un caso similar. Una mujer fue capturada en el aeropuerto internacional Camilo Daza de Cúcuta, capital nortesantandereana, cuando transportaba 27 cajas de una supuesta vacuna que iba a vender en mercado negro de Medellín. Pero no eran vacunas, lo que llevaba la mujer eran dosis del antiviral Remdesivir, desaconsejado en repetidas oportunidades por parte de las autoridades salubristas en Colombia, como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) y el Ministerio de Salud.

Confiscan en un vuelo desde Emiratos 70 vacunas fraudulentas en El Dorado