sábado. 18.05.2024

Un tribunal de Dubai rechazó el lunes la apelación de un financiero británico que lucha contra la extradición a Dinamarca, donde está acusado de orquestar un fraude fiscal de 1.700 millones de dólares.

El comerciante de fondos de cobertura Sanjay Shah está acusado de planear un esquema que se desarrolló entre 2012 y 2015 en el que empresas extranjeras declaraban poseer acciones en empresas danesas y reclamaban devoluciones de impuestos para las que no eran elegibles. Fue arrestado en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, el año pasado.

La Oficina de Medios de Dubai informó de que el Tribunal de Casación confirmó un fallo a fines del año pasado que concedió la solicitud de extradición de Dinamarca. El tribunal inferior había señalado que los documentos lo implicaban en fraude y lavado de dinero. Aún no se conoce cuándo será extraditado.

En un fallo separado en septiembre, se ordenó a Shah que pagara 1.250 millones de dólares a la Autoridad Fiscal de Dinamarca como parte de un caso civil en Dubai. Sus abogados también están apelando esa sentencia. Su equipo legal expresó su decepción por el fallo anterior que se confirmó el lunes.

El financiero de 52 años ha mantenido su inocencia en entrevistas con periodistas, pero nunca apareció en Dinamarca para responder a las acusaciones. Su defensa argumentó en audiencias a puertas cerradas que Dinamarca no siguió los procedimientos establecidos en los tratados internacionales de extradición.

El estilo de vida de Shah en la lujosa isla La Palmera de Dubai durante los últimos años provocó indignación en Dinamarca. Después de que las autoridades danesas firmaran un acuerdo de extradición con EAU, la policía de Dubai arrestó a Shah en junio. Shah es uno de los varios sospechosos buscados por el esquema fiscal. Durante su residencia en Dubai, el administrador de fondos de cobertura dirigió un centro para niños autistas que cerró en 2020 cuando Dinamarca solicitó su extradición. También supervisó una organización benéfica con sede en Gran Bretaña, Autism Rocks, que recaudó fondos a través de conciertos y actuaciones.

Dubai confirma la extradición de un británico acusado de fraude