viernes. 21.06.2024

El Tribunal de Primera Instancia de Al Ain, en el emirato de Abu Dhabi, condenó a un trabajador de un taller a pagar 27.000 dírhams a la propietaria de un vehículo, que ella le entregó para reparar algunos daños menores, pero él lo utilizó sin su aprobación y conocimiento, cometió infracciones de tráfico y causó otros daños.

La mujer presentó una demanda contra el trabajador en la que solicitaba que le pagara 50.000 dírhams como compensación por los daños sufridos, además de los honorarios y gastos del juicio.

La demandante declaró que el empleado fue condenado por el hecho en sentencia penal que quedó firme por su error, que le causó daños materiales y morales.

Ambas partes comparecieron ante el tribunal y el apelado presentó un memorando en el que alegaba que la demandante fue quien incumplió su obligación porque no pagó todos los costes de reparación del vehículo, agregando que cuando condujo el vehículo a prueba se le emitió una multa de tránsito contra el vehículo por extinción del registro.

Indicó que la propietaria no le dijo que el registro del coche estaba vencido y solicitó, con base en ello, que se desestimara la demanda.

El juez nombró a un perito ingeniero mecánico de vehículos, quien demostró en su informe que el apelado debía a la demandante un total de 22.155 dírhams, después de deducir el importe de la reparación del vehículo e incluir el valor de la multa de tráfico impuesta al coche de la clienta durante el periodo que estuvo en el taller.

El tribunal explicó que el error del apelado estaba probado y que añadió 4.845 dírhams a la cantidad fijada por el perito como indemnización por daños y perjuicios, y le condenó a pagar 27.000 dírhams.

Un empleado de taller en Abu Dhabi, multado por utilizar el vehículo de una cliente