domingo. 21.07.2024

Un total de cinco empleados en Dubai han sido multados y condenados a sentencias suspendidas después de que una menor emiratí se ahogara en la piscina de un hotel. El incidente ocurrió en un hotel en Al Barsha Heights en Dubai el 2 de agosto del año pasado, cuando la niña de tres años logró acceder a una piscina para adultos.

Los registros judiciales mostraron que durante seis minutos nadie se dio cuenta de que la niña había desaparecido. Los acusados, que son del Líbano, Canadá, Camerún y Uganda y entre ellos el gerente del hotel y dos socorristas, recibieron una sentencia de prisión suspendida de dos meses y una multa de 10.000 dirhams cada uno.

El fallo inicial del Tribunal de Delitos Menores de Dubai incluía una pena de deportación, que fue anulada por el Tribunal de Apelación que condenó a pagar conjuntamente 200.000 dirhams en compensación a la familia de la niña.

El padre de la niña declaró a los jueces que el hotel estaba abarrotado el día del incidente. Dijo que su esposa estaba cuidando a sus hijos alrededor de las 16.00 horas cuando fue a la piscina para adultos. "Minutos después, salí de la piscina para ver cómo estaban y encontré a mi hijo corriendo hacia mí diciendo que su hermana había muerto", dijo el padre ante el tribunal.

La ausencia de una barrera entre la zona de juegos de los niños y la piscina de adultos, y la falta de señalización que indicara la profundidad de la piscina, fueron una violación de las normas de seguridad del municipio de Dubai, según un inspector que examinó la escena del accidente. "No había suficientes carteles sobre la profundidad de la piscina y los socorristas no estaban atentos", añadió.

Ambos socorristas fueron citados ante el tribunal. No quedó claro si el hotel fue multado por violar las normas de seguridad del municipio de Dubai. Las imágenes de CCTV mostradas en el tribunal revelaron que uno de los socorristas hablaba con unos clientes cuando la niña se ahogó. Los fiscales acusaron a los cinco empleados de negligencia e incumplimiento de las normas y responsabilidades de sus profesiones. Los cinco negaron los cargos en su contra.

Empleados de hotel, condenados en Dubai tras la muerte en una piscina de una niña emiratí