jueves. 13.06.2024

Una banda de diez personas secuestró en Dubai a un inversionista asiático y a su novia y los encerraron en un apartamento antes de obligarle a transferir 700.000 monedas digitales por valor de 2,605 millones de dirhams a la cuenta de uno de ellos en su país de origen.

El Tribunal Penal de Dubai condenó a seis miembros de la banda en presencia y a cuatro en ausencia a cinco años de cárcel seguidos de la deportación y les impuso una multa de 2,605 millones de dirhams.

El caso se remonta a julio del año pasado cuando un inversor presentó una denuncia en la que afirmaba que había sido secuestrado de su villa en Silicon Oasis Community Park, y luego encerrado y agredido antes de que le incautaran su billetera digital y 700.000 criptomonedas fueran transferidas a la cuenta de uno de los delincuentes. La víctima afirmó que irrumpieron en su casa de madrugada y lo obligaron a él y a su novia, que casualmente estaba allí, a subir a su vehículo.

Los pandilleros, siete de los cuales pertenecían a la misma nacionalidad que el denunciante y otros tres de un país de Europa del Este, lo agredieron a él y a su novia y los encerraron dentro de un apartamento en Jumeirah Lakes Towers, le confiscaron su teléfono móvil, abrieron su aplicación de billetera digital y transfirieron 700.000 monedas digitales a una cuenta en su país de origen.

La novia de la víctima afirmó que dos de los acusados los trasladaron en un vehículo desde el lugar donde estaban encerrados hasta un lago artificial cercano y luego detuvieron un taxi y se dieron a la fuga, dejándola a ella y a la víctima allí. La víctima entonces subió al coche que dejaron en el lugar e intentó perseguirlos pero como el taxista se negaba a detenerse, la víctima golpeó al taxi por detrás y entonces se detuvo pero los delincuentes se dieron a la fuga. 

Un policía afirmó en los interrogatorios que recibió un informe de que un asiático y su novia habían sido secuestrados. Un equipo de detectives recopiló evidencias en el lugar de los hechos, gracias a las cuales los imputados fueron identificados y detenidos con sumas de dinero en su poder. Los imputados admitieron que el dinero que tenían les fue entregado por el autor intelectual, quien les proporcionó cuchillos y detonadores eléctricos para secuestrar al inversionista porque este supuestamente le debía dinero y se negaba a pagar.

Encarcelada en Dubai una banda por robar 700.000 monedas digitales