domingo 22/5/22

Una empleada de hogar asiática fue declarada culpable de robo y condenada a tres meses de prisión por robar la tarjeta SIM de su empleador y realizar llamadas por valor de 1.300 dirhams.

El incidente se remonta a julio pasado, cuando un empresario árabe presentó un informe policial contra su empleada, alegando que le había robado la tarjeta SIM antes de huir de su casa.

El empleador se quejó de la alta factura del teléfono de 1.300 dirhams, que había recibido.

Al parecer, la acusada había utilizado la tarjeta SIM para su beneficio, también se la prestó a una amiga que la usó para hacer llamadas locales e internacionales.

La empleada fue detenida y acusada de robo.

Encarcelada en Dubai por robar la tarjeta SIM de su empleador y hacer llamadas
Comentarios