sábado. 24.02.2024

El tribunal de Delitos Menores del emirato de Ras Al Khaimah juzga el caso de un joven ciudadano del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que fue condenado a un año de cárcel por no dar su muestra de orina para comprobar si consumía narcóticos.

El acusado, que fue sentenciado en ausencia, impugnó ese veredicto ante el mismo tribunal, asegurando que nunca más volvió a abusar de las drogas. Solicitó al tribunal que se apiadara de él, ya que se arrepintió, se casó, tuvo hijos y nunca quiso romper las reglas o negarse a dar la muestra de orina que debía entregar regularmente en la comisaría de policía según un compromiso que firmó anteriormente. 

Además, el árabe declaró ante el tribunal que lo encarcelaron durante nueve meses bajo la acusación de consumo de narcóticos. Tras su liberación, firmó un compromiso en una comisaría de policía de RAK en el que prometía entregar una muestra de orina para analizar regularmente. Agregó que no compareció ante el tribunal en la fecha asignada porque estaba cumpliendo una pena de prisión de dos meses por otro caso.

"Cuando comparecí en la estación de policía para dar la muestra, me remitieron al tribunal por no comparecer en la fecha acordada".

Por su parte, el Tribunal manifestó que, según la ley, se impondrá una pena de prisión de un año en caso de que un recluso liberado no se presente a tiempo para entregar la muestra de orina.

"El plazo de cárcel se duplicará en caso de negarse a dar esa muestra de orina regular obligatoria", subrayó el tribunal.

El tribunal ordenó aplazar el caso para emitir su veredicto.

Encarcelado en EAU por no realizar la prueba antidrogas acordada
Comentarios