domingo. 21.07.2024

Una gerente de un banco que malversó millones de dirhams de efectivo para financiar el lujoso estilo de vida de su amante recibió una pena de prisión de dos años y una fuerte multa.

La trabajadora emiratí estafó la fortuna como parte de un elaborado plan para persuadir a su prometido de que se casara con ella. Compró siete autos de lujo para su pareja, ientre ellos dos Rolls Royce y un Lexus, y envolvió un millón de dirhams en efectivo con cintas rojas como regalo de cumpleaños durante una muestra de gasto extravagante.

El Tribunal de Casación de Abu Dhabi ordenó a la mujer que pagara una multa de 20 millones de dirhams.

La emiratí de unos treinta años, robó alrededor de 10 millones de dirhams del banco donde trabajaba como directora de cuentas y servicios VIP para clientes, durante un período de varios meses entre 2016 y 2017.

También pagó los vuelos de clase ejecutiva a Europa y compró dos relojes Rolex para el novio emiratí, que tiene poco más de veinte años, además de borrar sus deudas y comprar regalos para su familia.

La estafa de la enamorada fue descubierta cuando intentó retirar otros 10 millones dirhams de fondos de la compañía.

La policía fue alertada y la emiratí y su prometido fueron arrestados, junto con su hermano por cómplices del delito.

Inicialmente, se le ordenó a la trabajadora bancaria que cumpliera siete años de prisión, pero su sentencia se redujo después de una apelación.

Su prometido y su hermano recibieron penas de prisión suspendidas de seis meses y se les ordenó pagar 600.000 dirhams en costes al banco, así como multas individuales de 20.000 dirhams, según informó el diario The National.

Emiratí, encarcelada por malversar 10 millones de dirhams para gastarlos con su amante