martes. 06.12.2022

Español residente en Emiratos Árabes lucha por llevar a sus dos hijos de vacaciones desde Dubai a España

Borja Brañanova afirma que la situación no encaja con la ley española, que contempla la igualdad entre padre y madre en cualquier proceso de divorcio
Borja Brañanova, en una imagen tomada ante el metro de Dubai. (Cedida)
Borja Brañanova, en una imagen tomada ante el metro de Dubai. (Cedida)

El español Borja Brañanova, residente en Emiratos Árabes Unidos (EAU) y en proceso de divorcio, mantiene desde hace meses una intensa lucha con el fin de conseguir la autorización que le permita viajar con sus hijos desde Dubai a España, situación que ha puesto en conocimiento tanto de las autoridades españolas como emiratíes.

Brañanova ha informado a EL CORREO DEL GOLFO que aunque él no puede viajar con sus dos hijos, de cuatro y tres años de edad, su todavía esposa sí ha podido hacerlo y se ha trasladado con ellos a su país de origen, Sudáfrica, lo que, según el padre, supone para él una clara discriminación.

Asimismo ha señalado que esta situación no encaja con la legislación española, que contempla que “cuando hay menores en los procedimientos, es la nacionalidad de éstos la que determina la ley aplicable en cada caso concreto, lo que, en teoría, les dota de cierta seguridad jurídica a la hora de tener que iniciar un proceso en un país extranjero con el que no están familiarizados”. 

Brañanova, que a día de hoy continúa en proceso de divorcio, vive actualmente en Dubai con sus dos hijos y su mujer en el domicilio familiar que siempre han compartido para no perder el contacto con los niños.

Entre los objetivos de viajar con sus hijos a España se encuentra dar cumplimiento “al derecho de los niños a relacionarse con sus abuelos y parientes en sus países de origen, a conocer su cultura, y, en definitiva, su identidad", lo que ha destacado "debe ser un derecho prioritario que no puede sufrir injerencias".

Según ha subrayado, el citado derecho asegura, por una parte, "la primacía del interés de los menores por encima de los intereses de sus padres, y, por otra, la igualdad entre hombre y mujeres”.

De continuar esta situación, el padre no podría viajar con sus hijos ni llevarlos a España hasta que cumplan los 18 años.

Dubai es una de las capitales de Asia Occidental con más población diversa a efectos de nacionalidad, lo cual responde a una alta tasa de inmigración, que en el año 2016 llegaba hasta el 88,43 por ciento, según los datos recopilados por la ONU. Esta situación ha provocado que numerosos expatriados, como es el caso de Borja Brañanova, hayan iniciado procesos de divorcio que acaban afectando a la situación de sus hijos.

Español residente en Emiratos Árabes lucha por llevar a sus dos hijos de vacaciones...
Comentarios