lunes. 22.04.2024


El Tribunal de Delitos Menores de Dubai condenó a un africano a un mes de cárcel, seguido de la deportación y le impuso una multa de 5.500 dirhams después de ser declarado culpable de defraudar a una europea y robarle la misma cantidad de la multa en colaboración con otros que aún están prófugos. Los delincuentes fueron acusados ​​además de intentar robar más 18.000 dirhams de la víctima.

El caso se remonta a febrero pasado cuando la europea presentó una denuncia en la que afirmaba que había sido estafada por un hombre, que aseguraba trabajar para la entidad financiera en la que ella depositaba su dinero.

Según la denunciante, recibió una llamada del imputado en la que le solicitaba que actualizara los datos de su cuenta. La víctima sostuvo que el demandado le dio información detallada de su cuenta y el saldo disponible solo para respaldar su alegación de que era un empleado del mismo banco. Al final de la llamada, el acusado le pidió a la víctima que retirara el dinero de su cuenta anterior y lo depositara en una cuenta nueva.

La víctima retiró 5.500 dirhams y los depositó en la otra cuenta, que se descubrió que pertenecía al acusado. Posteriormente, el estafador volvió a llamar a la víctima y le pidió que transfiriera 18.000 dirhams a la misma cuenta, pero la transacción fue rechazada por el banco.

Al día siguiente, la denunciante visitó el banco para informarse sobre la llamada que había recibido del demandado. Sin embargo, el banco le informó de que había sido víctima de una estafa y que le habían robado 5.500 dirhams después de haber depositado la cantidad en la cuenta del acusado.

Según los documentos oficiales, el banco realizó investigaciones internas y logró identificar y detener al imputado. En el interrogatorio, el acusado confesó haber colaborado con otros para defraudar a la mujer y robarle los 5.500 dirhams de su cuenta.

Una europea en Dubai, estafada con el engaño de "actualizar la cuenta"
Comentarios