viernes 21/1/22

Europea encarcelada y deportada por sexo ilícito en un yate de Dubai Maina

La demandada había alegado ante el Tribunal que tuvo relaciones sexuales con su pareja en Rumanía
Perspectiva aérea de Dubai Marina.
Perspectiva aérea de Dubai Marina.

Una mujer rumana será encarcelada y deportada por tener sexo en un yate y tomar píldoras abortivas. La rumana se encontró con un hombre no identificado, aunque se cree que es de su misma nacionalidad, en un yate de lujo en Dubai Marina y se embarcaron en un crucero durante el cual tuvieron relaciones sexuales consentidas el año pasado.

Poco después, la mujer se dio cuenta de que se encontraba embarazada sin estar casada. Se cree que el hombre huyó del país una vez que se enteró del embarazo.

La mujer entonces compró algunas pastillas médicas y las tomó con el fin de deshacerse del embarazo no deseado. Inmediatamente después de tomar esas pastillas, según los registros, la mujer sufrió una hemorragia que la obligó a ir a un hospital en Dubai. Los médicos de urgencia que la asistieron se dieron cuenta de que las píldoras que tomó eran la causa del sangrado.

Al no poder probar que su embarazo era legítimo, la administración del hospital informó a la policía sobre un caso sospechoso de aborto voluntario, un acto que está prohibido y penado en Emiratos Árabes Unidos.

Al ser interrogada por la policía, la mujer rumana confesó que había concebido después del encuentro sexual en el yate. Cuando se le preguntó por el hombre, que la había dejado preñada, la mujer respondió que había salido de Dubai.

El fiscal acusó a la rumana de tener relaciones sexuales consentidas y tomar pastillas médicas para interrumpir su embarazo.

Cuando compareció ante el tribunal de delitos menores de Dubai, la acusada se retractó de su confesión y afirmó que nunca había tenido relaciones sexuales en Dubai. Sostuvo ante el Tribunal que tuvo sexo fuera de Emiratos Árabes Unidos y le pidió al juez que desestimara su caso por fines jurisdiccionales.

El Tribunal de Delitos Menores encarceló a la rumana tres meses por el cargo de sexo consentido y un mes más por el aborto. También ordenó que la deportaran.

Citando motivos de indulgencia, el Tribunal de Apelación redujo el plazo de tres meses de prisión a un mes y la multó con 2.000 dirhams por el aborto

La demandada había alegado ante el tribunal que tuvo relaciones sexuales con su pareja en Rumanía.

La rumana apeló en último recurso ante el Tribunal de Casación que confirmó la prisión de un mes, la multa y la orden de deportación.

Europea encarcelada y deportada por sexo ilícito en un yate de Dubai Maina
Comentarios