jueves. 25.07.2024

Un hombre de negocios indio en Dubai quedó conmocionado y devastado después de que, según informes, sus cuatro proyectos comerciales cayeran presa de estafadores en serie en cuestión de días, lo que resultó en pérdidas totales de más de 1,8 millones de dirhams.

Mirza Iliaz Baig, que dirige Iveond Consultancy, IRA Travel and Tourism y una empresa comercial general con divisiones en productos alimenticios y materiales de construcción, afirmó que recientemente sus negocios se vieron afectados por cinco empresas fraudulentas simultáneamente.

Según él, Iveond Consultancy, que suministra ordenadores portátiles, televisores LED y discos duros, sufrió la pérdida más importante: 958.970 dirhams. IRA Travel and Tourism fue defraudada por 648.000 dirhams, asimismo, IRA General Trading and Foodstuff, que suministraba cebollas y artículos sanitarios, perdió 200.315 dirhams.

Las empresas fraudulentas (Digital Genius Technologies, Daemo International, Noor Al Sidra Trading, Fair Words Goods Trading y Wahat Al Rayan Trading) han desaparecido, dejando atrás a muchos otros denunciantes. Estas compañías utilizaron un método común: comprar bienes y servicios con cheques posfechados que luego fueron rechazados.

"Estoy devastado", dijo Baig. "Es surrealista. Tengo cuatro empresas en diferentes sectores, pero todas fueron estafadas. No sé cómo puedo recuperarme de estas pérdidas". La terrible experiencia de Baig comenzó cuando Digital Genius Technologies se acercó a IRA Travel and Tourism para reservar billetes de avión y hoteles por valor de 319.000 dirhams.

"Pensé que el negocio estaba en auge cuando Digital Genius nos dio cheques posfechados para los días 15, 30 y 31, con un período de crédito de 30 a 45 días para cada cheque. También nos proporcionaron un control de seguridad de 200.000 dirhams".

Durante el mismo período, otras cuatro empresas también utilizaron los servicios de IRA Travel and Tourism.

Los documentos obtenidos por el diario Khaleej Times indicaron que la empresa de viajes procesó 139 pedidos, incluidos billetes de avión a varios destinos como Londres, Toronto, Los Ángeles, Estambul, Calcuta y Kuala Lumpur. Las reservas incluían estancias en hoteles de cinco estrellas y experiencias como safaris por el desierto, visitas a Atlantis Aquaventure y Burj Khalifa.

De todos los cheques posfechados recibidos, sólo uno, por valor de 92.979 dirhams, fue pagado; el resto rebotó.

Cuatro de las cinco empresas fraudulentas se dirigieron a más empresas de Baig. "Sospecho que estaban vinculados ya que se acercaron a nosotros con unos pocos días de diferencia y desaparecieron simultáneamente. Parece que trabajaban juntos", adelantó Baig.

Su mayor acreedor es Digital Genius, que operaba desde Al Nahda en Dubai. Además de los 265.000 dirhams adeudados por reservas de hoteles y vuelos, la empresa también compró 40 pantallas Samsung, 100 tabletas, 200 AirPods, 40 cámaras digitales, 20 proyectores, 100 enrutadores y 30 MacBooks por un valor aproximado de 772.800 dirhams. La mercancía fue entregada en el almacén de la empresa.

Otro empresario que suministraba anacardos a Noor Al Sidra Trading informó pérdidas de 110.000 dirhams. "Hay muchos de nosotros en la misma situación", dijo. Los bienes comprados con estos cheques sin fondos generalmente se venden en efectivo a precios más bajos.

Baig ha presentado una denuncia ante la policía y ahora valora el futuro de sus negocios. "Es un gran golpe financiero. Quizás tenga que cerrar una de mis empresas", manifestó.

Mientras tanto, otra empresa, Max Clove Technologies, cerró abruptamente sus oficinas en la calle Al Mina y su almacén en Al Quoz el 13 de mayo, desapareció con mercancías valoradas en más de 40 millones de dirhams.

SM, que dirige una empresa comercial en Dubai, declaró que "les suministré materiales de construcción por un valor de 45.000 dirhams. Casi 100 personas de nuestro grupo de WhatsApp han sufrido pérdidas mucho mayores, algunas de hasta un millón de dirhams cada una".

Muchos otros, como Mohammad Risath de Sri Lanka, que trató con Max Clove, compartió su terrible experiencia y afirmó: "Me han dejado cheques falsos por valor de unos 40.000 dirhams en portátiles y otros equipos relacionados con la informática".

Un expatriado de Dubai pierde 1,8 millones de dirhams tras ataques por estafadores