sábado. 24.02.2024

El Tribunal de Apelaciones de lo Penal en Fujairah ordenó que un joven asiático de 26 años, condenado por asesinato premeditado, fuera remitido al hospital para que decidan sobre su salud mental.

Los registros judiciales muestran que el sospechoso irrumpió en la casa de un hombre emiratí en la zona de Faseel de Fujairah y usó un gran cuchillo para apuñalar a la esposa árabe del ciudadano emiratí, de unos cuarenta años, hasta la muerte. El sospechoso también apuñaló a los hijos de la víctima de 11 años y nueve años, así como a su empleada doméstica de 29 años.

El acusado huyó en el auto de la víctima y se escondió por un tiempo, pero los detectives del CID de la Policía de Fujairah lograron localizarlo y lo arrestaron.

El joven fue remitido a la Fiscalía de Fujairah que lo acusó de asesinato premeditado y lo condenó a la pena capital por su crimen "atroz".

El  pakistaní irrumpió en la casa de la familia el 23 de marzo de 2017.

Los oficiales encontraron a la madre muerta cuando llegaron a la casa. Sus hijos y la trabajadora sangraban mucho.

Durante el interrogatorio, el joven declaró que se había propuesto robar la casa de la familia.

Negó tener la intención de matar a la madre pero fue condenado por asesinato premeditado, intento de asesinato e intento de robo por el Tribunal Penal de Fujairah en marzo pasado.

Más tarde, el acusado compareció en el Tribunal Penal de Fujairah, que lo declaró culpable de asesinato premeditado y lo condenó a muerte.

Luego, el caso fue trasladado a un tribunal superior donde el abogado defensor solicitó que se derivara a su cliente a un hospital especializado para decidir sobre su salud mental.

El tribunal aceptó la solicitud y remitió al acusado al hospital para verificar su salud mental y psicológica.

Un expatriado mata a una mujer, hiere a los hijos de esta y a la empleada en EAU
Comentarios