jueves 27/1/22

La Oficina de Aduanas (BOC) de Filipinas destruyó simultáneamente este fin de semana 21 vehículos de contrabando por valor de 1,2 millones de dólares.

Entre los coches aplastados se encuentra un McLaren 620R producido por una tirada de 350 piezas. El vehículo fue importado al territorio del país ilegalmente. En la declaración de Aduana el McLaren se designó como un Porsche Cayman, que permitió a su propietario ahorrar significativamente en las tasas de impuestos.

Sin embargo, el fraude fue descubierto. El Departamento de Aduanas se incautó del cupé y organizó una demostración de la destrucción para disuadir a otros infractores.

La producción del McLaren 620R empezó a inicios de 2020 y ya en julio un ejemplar fue confiscado en el puerto de Filipinas.

Un Bentley 2007, un Porsche 911, un Mercedes-Benz, un Hyundai Genesis, un Lotus Elise y un Toyota Camry Solara también fueron destruidos.

Además, fueron aplastados los 14 Jeeps Mitsubishi llevados ilegalmente al país.

Las autoridades de Filipinas destruyen los coches de contrabando desde el 2017.

Filipinas destruye con una excavadora valiosos deportivos de lujo
Comentarios