sábado. 18.05.2024

Una niña iraquí consiguió este jueves la vida después de que el jeque Mohammed bin Rashid vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Dubai, pagara una inyección de ocho millones de dirhams.

Laveen Ibrahim, de 18 meses, sufre de atrofia muscular espinal tipo 2, un trastorno neuromuscular genético que afecta a las células nerviosas que controlan los músculos voluntarios. La pequeña Laveen llegó a Abu Dhabi hace unas semanas para su tratamiento después de perder el control de los músculos de su cuello y la mayor parte de su cuerpo.

Su único tratamiento era una inyección de ocho millones de dirhams denominada Zolgensma. Pero con ese precio, la medicina era inaccesible para la familia de Laveen, que no tenía dinero para comprarla ni seguro médico para cubrir su coste.

Zolgensma se inyecta en vena, es un tratamiento de una sola vez y dura una hora.

La familia realizó en las redes sociales una súplica desesperada para encontrar un patrocinador y no fue otro que el gobernante de Dubai quien intervino para ayudar y salvar la vida de la niña.

Laveen recibió la inyección este jueves alrededor de las 10.00 horas en el hospital de especialidad infantil Al Jalila en Dubai.

“Esta fue una cura para mi hija y para nosotros. No se puede imaginar cuánto sufrimos y cuán difíciles fueron estos últimos meses para todos nosotros”, manifestó al diario The National Ibrahim Al Kutayshi, el padre de la niña.

El jeque Mohammed cubrió el coste total del tratamiento en el hospital y los ocho millones de dirhams de la inyección.

El gobernante de Dubai paga 8 millones de dirhams del tratamiento de una niña iraquí