domingo. 14.07.2024

Las hijas adolescentes de una pareja india muerta en un terrible ataque con cuchillo en su casa en Dubai testificarán en la corte el próximo mes.

Los hermanas, que tienen 18 y 13 años, estaban presentes en la casa familiar en el área de Mirador de Arabian Ranches cuando los padres Hiren y Vidhi Adhiya fueron asesinados a puñaladas mientras dormían. La hija mayor, que encontró los cuerpos de la pareja, fue ella misma apuñalada por el intruso después de ser despertada tras el ataque.

"Subí las escaleras tras escuchar ruidos fuertes y usé la linterna de mi teléfono móvil para ver", dijo en su declaración como testigo. Manifestó que vio al atacante mientras intentaba huir. La apuñaló en el cuello y ella lo pateó.

Su hermana se despertó, pero la mayor le impidió entrar a la habitación de sus padres, quie llamó a la policía y a un compañero de su padre para pedir ayuda.

Un trabajador paquistaní de 26 años, identificado como D R, negó en noviembre los cargos de asesinato, intento de asesinato y robo cuando compareció en una audiencia a través de un enlace de video desde su celda en prisión.

Este miércoles, el Tribunal Penal de Dubai programó una audiencia para el 10 de febrero para escuchar los testimonios de las dos hermanas. Los jueces también interrogarán a un amigo de la pareja fallecida en esa fecha. Los fiscales creen que el incidente del 17 de junio del año pasado fue un robo fallido, que condujo al asesinato.

Los oficiales que acudieron al lugar encontraron una huella de una mano ensangrentada en la pared y una máscara encontrada en la cama de las víctimas contenía muestras de sangre que coincidían con el ADN del sospechoso, dijeron los fiscales.

El cuchillo utilizado en el asesinato fue encontrado a unos 500 metros de la casa.

Los investigadores identificaron al sospechoso y lo arrestaron en Sharjah unos días después. Durante el interrogatorio, dijo que subió al jardín de la villa alrededor de las 11 de la noche y luego esperó otras dos horas a que la familia se durmiera. Después de que se apagaron las luces, el intruso se quitó los zapatos y entró a hurtadillas por una puerta del patio sin llave.

Robó 1.965 dirhams de una billetera en la planta baja y subió las escaleras en busca de más.

Cuando Hiren, de 48 años, se despertó con el sonido de la apertura del cajón junto a la cama, el atacante lo hirió de muerte antes de volverse hacia Vidhi, de 40 años.

Los informes forenses mostraron que Hiren fue apuñalado diez veces en la cabeza, el pecho, el abdomen y el hombro izquierdo. Su esposa fue apuñalada 14 veces en la cabeza, cuello, pecho, cara, oreja y brazo derecho.

El abogado asignado por el tribunal para defender al acusado no asistió a las tres audiencias judiciales, lo que llevó a los jueces a multarlo con 1.000 dirhams.

Los procedimientos judiciales del caso llevarán varios meses.

Declaran las hijas de los asesinados en Arabian Ranches